Covid-19

Pfizer y BioNtech elevan a 2.000 millones la previsión de producción de vacunas en 2021

El consorcio aumenta un 50% el objetivo de fabricación usando más dosis por vial y con la búsqueda de socios

Una enfermera recibe la vacuna de Pfizer y BioNtech en Riesa, Sajonia.
Una enfermera recibe la vacuna de Pfizer y BioNtech en Riesa, Sajonia. Getty Images

Pfizer y BioNtech, el consorcio fabricante de la vacuna contra el Covid-19 que se está distribuyendo en España, ha elevado en un 50% el objetivo de producción de la vacuna hasta los 2.000 millones de dosis, desde los 1.300 actuales. El anuncio ha sido realizado por la firma alemana, creadora del medicamento mediante la novedosa técnica del ARN mensajero. Las empresas tenían ya comprometido el 50% de estos 1.300 millones de dosis ante la avalancha de demanda en las útlimas semanas.

Parte del aumento vendrá de un sencillo cambio que permitirá a los médicos obtener seis dosis, y no cinco, de cada vial en el que se distribuye el antídoto para el coronavirus. Además del etiquetado, la empresa prevé usar unas jeringas especiales que evitan el desperdicio del principio activo.

Una vez que Sanofi ha retrasado al menos medio año la producción de su vacuna y que AstraZeneca solo ha obtenido el permiso para distribuir la suya en Reino Unido, todas las miradas se han dirigido al consorcio germanoestadounidense. La nueva cepa vírica surgida en Reino Unido también ha acelerado la demanda de antídotos en los dos lados del Atlántico.

La Comisión Europea, así, firmó la semana pasada duplicar, hasta los 600 millones de dosis, el contrato de suministros. España tiene garantizado algo más del 10% de la compra europea, es decir, unos 60 millones de dosis suficientes para vacunar a 30 millones de personas.

El aumento de producción está también ligado a la entrada en funcionamiento de una nueva fábrica de BioNtech en Marburg, Alemania, quese prevé esté operativa a finales de febrero y podrá suministrar 750 millones de dosis en 2021. La empresa está, además, buscando socios y proveedores para acelerar el proceso de fabricación.

En Estados Unidos, Joe Biden ha anunciado ya que optará por inyectar todas las dosis disponibles de vacunas lo más rápido posible, en lugar de preservar la mitad para la inyeción de una segunda dosis a los primeros receptores. Una medida que fía a la capacidad industrial la necesaria segunda dosis, que se administra 21 días después de la primera.

 Moderna

La vacuna de Moderna, recientemente aprobada en la UE, está basada en la misma tecnología y se administra en dos dosis separadas por 28 días. La UE, de hecho, estaría negociando con esta firma, sgún Reuters, ampliar el contrato de suministro. Hasta el momento la empresa ha comprometido 160 millones de dosis con la UE, que ha empezado a distribuir en las últimas jornadas. Bruselas estaría buscando acelerar la vacunación ante la virulencia de la tercera ola del virus, a pesar de que Moderna, según Reuters, estaría intentando elevar el precio por dosis más allá de los 25 dólares sobre los que se negoció el primer contrato.

Además, también según esta misma agencia, Bruselas estaría negociando un contrato de 200 millones de dosis con la estadounidense Novavax y un contrato adicional con la firma francesa Valneva, cuya vacuna está en fase dos de ensayos clínicos.

Normas
Entra en El País para participar