Textil

Los gigantes Inditex y H&M pierden terreno y lo ganan Zalando y Asos

Inditex perdió casi 17.000 millones de capitalización tras caer un 16%, mientras que la alemana Zalando ha doblado su valor

Textiles Bolsa Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El coronavirus ha presentado importantes retos al sector textil. Los confinamientos decretados en medio mundo han limitado como nunca los movimientos y, por ende, han reducido la demanda de ropa nueva, y los cierres obligados de las tiendas que han afectado de manera frontal a los negocios con presencia física.

Mientras los operadores tradicionales intentaban reducir daños a marchas forzadas, los nativos digitales han visto crecer sus negocios por encima de sus propias expectativas, algo que ha animado también el apetito de los inversores. Zalando y Asos, los dos principales exponentes europeos del negocio online en el textil, han mejorado resultados y disparado su valor bursátil. Inditex y H&M, los gigantes a nivel europeo y mundial y referentes del comercio más “tradicional”, han tenido que resistir caídas de venta y también de cotizaciones.

Todas sufrieron de inicio la explosión de la pandemia. En los cuatro casos la cotización mínima llegó en la segunda quincena de marzo: en Inditex el 16 (19,85 euros), Asos el 17 (1.050 peniques, algo más de 11 euros), H&M el 18 (105,8 coronas suecas, 10,5 euros) y Zalando un poco más tarde, el 29 de ese mismo mes (29,5 euros).

Desde ahí las evoluciones fueron distintas. El gran triunfador es la alemana Zalando, que cerró el año con una cotización récord por encima de los 91 euros, más del doble del nivel que tenía al cierre de 2019 y que le ha permitido alcanzar un valor bursátil de más de 23.300 millones. Su mínimo bursátil coincidió con el anuncio de unos malos resultados en el primer trimestre, algo que consiguió revertir la en los meses posteriores, mejorando hasta en dos ocasiones sus previsiones de cierre de 2020. Ahora espera elevar los ingresos hasta un 22% y lograr un ebit de hasta 425 millones, tras un crecimiento “excepcionalmente fuerte” en el tercer trimestre.

Su rival en el textil online, la británica Asos, también tuvo que revisar al alza sus perspectivas tras mejorar las ventas por encima de lo previsto. Su ejercicio fiscal, finalizado el 31 de agosto, se saldó con un crecimiento de ventas del 19%, hasta 3.600 millones de euros y un beneficio de 125, casi cinco veces más que en 2019. Cerró el año cotizando en 4.783 peniques (unos 53 euros), un 42% más, aunque ya en 2021 ha seguido creciendo: ayer lo hizo un 6,5% y llegó a 5.128 (56,8 euros) entre las noticias de nuevos confinamientos en Reino Unido.

En el lado de las caídas, Inditex se dejó en 2020 un 16% de su cotización en el parqué, lo que se traduce en una pérdida de capitalización de casi 17.000 millones, hasta los 81.157. En el primer trimestre anunció las primeras pérdidas de su historia para, en los meses posteriores, mostrar una recuperación sostenida de las ventas y de la rentabilidad. Al mismo tiempo ha acelerado el proceso de absorción de tiendas físicas para impulsar el canal digital, reduciendo su red hasta 7.197.

Algo que también ha sufrido H&M que se ha dejado un 10% de su cotización en 2020. Según anunció la firma, sus ingresos en el ejercicio que finalizó en noviembre cayeron un 18%. Este mes anunciará sus resultados anuales completos. Al cierre del tercer trimestre perdía 123 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar