La pandemia deja tocados a los museos

Las visitas caen en 2020 un 70% debido al confinamiento, la falta de turistas y a las restricciones en los aforos

Vista de la exposición 'Reencuentro', en el Museo del Prado.
Vista de la exposición 'Reencuentro', en el Museo del Prado.

El Covid ha tocado de lleno a la mayoría de las pinacotecas españolas, que han tenido que recomponer su estrategia, centrándose en la apuesta digital, estirando las exposiciones temporales que tenían en marcha y sacando brillo a las colecciones permanentes. Ante la ausencia de turistas o de visitantes nacionales debido a la pandemia, los museos se han nutrido de público local. Entre el cierre de marzo a junio cuando se levantó el estado de alarma, la falta de turistas y las restricciones de aforo se han dejado un 70% de visitantes en el camino.

Lo resalta Evelio Acevedo, gerente del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, quien califica 2020 como un año trágico, con un gran impacto económico. Sabe de lo que habla: en febrero inauguró Rembrandt y el retrato en Ámsterdam, 1590-1670, y apenas dos semanas más tarde tuvo que ser cerrada a cal y canto hasta el 6 de junio. A pesar de ello, considera que con un escenario tan terrible, “el año ha terminado razonablemente bien”, con 341008 visitantes, de estos, 190.609 fueron a la colección permanente, frente a los 1.034.873 de 2019, lo que representa un 67% menos que en el ejercicio anterior. Sin embargo, a través de la página web recibió 3,5 millones de visitas, lo que supuso un incremento del 7,7% frente al mismo periodo del año anterior, y 12 millones de páginas vistas, un 19% más. “Todo esto nos ha servido para trabajar de manera más flexible y adaptarnos a la incertidumbre, y creemos que en la segunda mitad del año estaremos en mejores condiciones”, asegura Acevedo.

La caída de visitas en el Museo Nacional del Prado fue del 73%: ha pasado del récord de 2019, coincidiendo con la celebración de su bicentenario cuando recibió a 3,2 millones de personas, a reducir su entrada hasta los 852.161 visitantes. De estos, 556.355 corresponden al periodo previo a su cierre. El perfil del visitante ha cambiado con la pandemia: si hasta ahora el Prado se nutría de visitantes extranjeros, ahora la entrada mayoritaria corresponde al público madrileño, en un 78% frente al 21% del pasado año, con una mediad de edad por debajo de 44 años.

Desde la reapertura más de 290.000 visitantes se han reencontrado con el museo, que reabrió sus puertas con Reencuentro, un montaje con buena parte de las obras más emblemáticas de la pinacoteca, de los cuales casi 43.000 visitaron también la exposición temporal Invitadas.

El Museo Reina Sofía recibió en 2020 a 1.248.486 visitantes, un 71,8% menos respecto al año anterior, en los que tuvo 4.425.699 visitas. De las visitas del ejercicio pasado: 448.211 corresponden a la sede principal, 608.603 al Palacio de Cristal y 191.672 al de Velázquez, ambos situados en el Parque del Retiro. El descenso de visitas se ha llevado por delante los ingresos por taquilla que han disminuido alrededor de un 82%, debido a la bajada de visitantes y a la reducción del precio de la entrada durante los meses posteriores a la reapertura, con la voluntad de acercar el arte a los ciudadanos.

El Museo Guggenheim de Bilbao acogió a 315.908 personas frente a los más de 1,1 millones de 2019, un 73% menos. En Barcelona, el MNAC y el Macba registraron 210.465 y 86.000 de visitas el año pasado, 75% menos. Más de 3,8 millones de personas visitaron los centros y las exposiciones culturales y científicas itinerantes de la Fundación La Caixa en toda España. Los ocho centros CaixaForum y CosmoCaixa recibieron 1,2 millones de visitantes durante los nueve meses en que han mantenido sus puertas abiertas. De ellos, más de 600.000 lo han hecho desde la reapertura de los centros el pasado 1 de junio hasta final de año, tras un cierre de casi tres meses.

El Museo Picasso de Málaga califica 2020 como año más horrible, con una cifra de descenso del 76% y 164.000 visitas. La afluencia a los 16 museos dependientes del Ministerio de Cultura, como el Museo Altamira o el Museo del Greco, también cayeron un 63,35 % en 2020.

Las salas de exposiciones han sufrido menos. Para la Fundación Mapfre, con sedes en Madrid y Barcelona, la caída se reduce al 55 % con respecto a 2019, a pesar de contar con cuatro exposiciones menos y verse obligada a retrasar varios meses la apertura de su nuevo centro en Barcelona, el KBr. En total, sus exposiciones han recibido cerca de 138.000 visitantes frente a los 309.000 del año anterior.

En cuanto a cómo se desarrollará 2021 nadie tiene certezas, solo sensaciones, debido a la afluencia de visitas a las exposiciones en curso, como la muestra sobre Piet Mondrian que se celebra en el Museo Reina Sofía. O las largas esperas para entrar en el Museo Guggenheim estas Navidades. Y la mayoría mantiene la agenda de exposiciones temporales para 2021. “Llevan años de trabajo y hay mucha gente implicada”, asegura Evelio Acevedo.

 

Normas
Entra en El País para participar