Inversión

Un puñado de ganadores en un mercado extremo

Solaria, Siemens Gamesa y PharmaMar son las más alcistas y Sabadell, IAG y Telefónica, las más castigadas

Un puñado de ganadores en un mercado extremo pulsa en la foto

Muy pocas veces el balance del Ibex ha reflejado de forma tan fiel como en 2020 lo que ha sido el año para la economía española. La pandemia ha penalizado con dureza al turismo –paralizado con las restricciones a la movilidad– y a la banca –privada del dividendo y forzada a ingentes provisiones con las que afrontar una cascada de impagos– y ha premiado a los valores ligados a la salud –alentados por la búsqueda y hallazgo de la vacuna– y los vinculados a la energía verde, que será protagonista de la inversión en los próximos años. La sostenibilidad será uno de los pilares sobre los que construir el mundo pos-Covid-19.

La tecnología y la digitalización han sido los otros sectores estrella, aunque en la Bolsa española estén infrarrepresentados. “El balance del Ibex en 2020 es la definición de lo que hemos tenido y a lo que nos enfrentamos”, resume Susana Felpeto, directora de renta variable de Atl Capital.
El resultado final del Ibex en 2020 deja a la mayoría de los inversores con pérdidas; tan solo 10 de las 35 compañías cierran en positivo. Solaria, Siemens Gamesa y PharmaMar han conseguido el podio con revalorizaciones que rondan el 250%, el 110% y el 70%, respectivamente. Cellnex es la mejor dentro de las tecnológicas, con un avance que se acerca al 40%.

IAG, Merlin y Sabadell han agravado su descenso tras los mínimos de marzo

Las tres peores posiciones son para Sabadell, que intentó sin éxito una fusión con BBVA; IAG, que se encontró por primera vez en la historia con el espacio aéreo mundial casi cerrado durante los meses de confinamiento, y Telefónica, a quien la crisis ya encontró en horas bajas y con tareas pendientes como la reducción de deuda o la competencia feroz de sus rivales. Los tres valores se han dejado más del 42%.

Las caídas son también importantes en Repsol, Merlin, Bankinter, Meliá, Indra, Colonial y Santander, que han perdido por encima del 25% de su valor. Pero el balance llegó a ser mucho peor. El índice se desplomó el 40% entre el 19 de febrero y el 16 de marzo, momento en el que se decretó el confinamiento y la paralización de la actividad no esencial. Algunas empresas llegaron a tocar mínimos históricos –Merlin, Bankia y Sabadell–, o de más de 20 años, como ha sido el caso de Telefónica, Santander y BBVA.

La vacuna lo cambió todo a partir de noviembre –Pfizer anunció una efectividad en la suya superior al 90%–, generando un fuerte entusiasmo en la erradicación de la enfermedad y en la recuperación económica. Fue la oportunidad para la remontada de los valores más castigados y las estrategias de inversión dieron un giro favorable hacia los valores cíclicos.

Meliá e IAG lideraron el Ibex en noviembre con ganancias que rebasaron en ambos casos el 60%. Amadeus también fue de los más beneficiados, con un alza del 40%, mientras que BBVA, Santander, CaixaBank, Bankia, Merlin y Acerinox sumaron avances de más del 30%.

Telefónica, Santander y BBVA llegaron a caer a niveles de hace más de 20 años

Repsol recuperó un 50% animado también por la subida del precio del Brent, al calor de la expectativa de crecimiento económico gracias a la vacuna y de su nuevo plan estratégico, con una clara apuesta por la energía renovable. Casi todo el índice cosechó ganancias en noviembre tras el anuncio de Pfizer, superando 33 valores el 10% de subida. Tan solo PharmaMar y Cellnex cayeron.

Los movimientos corporativos también ha actuado de palanca en algunas compañías. CaixaBank y Bankia llegaron a subir el 12% y un histórico 33%, respectivamente, tras anunciar que estaban negociando su fusión. La noticia contagió a todo el sector y Sabadell sumó un 20% en las cinco jornadas siguientes.

La mayoría de las empresas ha conseguido enderezar sus cotizaciones desde los mínimos del Ibex en marzo, aunque ello no haya bastado para cerrar el año en positivo. Solaria, Siemens Gamesa, Arcelor y ACS han duplicado su precio; Bankia y Meliá han subido el 80%; PharmaMar el 77%, y CIE Automotive, BBVA y Acerinox han remontado más del 50% desde marzo.

Sabadell, Merlin Properties e IAG continuaron perdiendo valor desde aquellos mínimos, aunque hayan podido reducir en parte su debacle bursátil. Sus respectivas caídas llegaron a ser del 76%, 55% y 86% en el peor momento.

Los valores más castigados siguen siendo una oportunidad de cara a 2021, aunque de forma selectiva y sin perder de vista los vaivenes que los más sensibles, como los bancos o el turismo, sufren con cada titular que deja la pandemia, el más reciente, la aparición de una nueva cepa del virus. El Covid parece que seguirá llevando la batuta del mercado español. “El turismo es imagen de España y de su economía”, resume Felpeto.

Un año inédito que deja situaciones históricas en el índice

Liderazgo. Inditex termina 2020 siendo la compañía con mayor capitalización, de 80.800 millones de euros. El impacto de la pandemia en las ventas de ropa dio alas a Iberdrola, que estuvo a menos de un 4% de arrebatar el liderazgo a la textil, aupada por la resistencia de su negocio y la continuidad del dividendo. Inditex ha dado muestras de fortaleza en las cuentas de su tercer trimestre fiscal y ha ampliado distancias en capitalización con Iberdrola a un 16%.

Cambios. Solaria, PharmaMar y Almirall se han incorporado este año como nuevos miembros del Ibex en sustitución de MásMóvil, Ence y Mediaset. Las tres están entre las grandes ganadoras. La salud gana presencia como nunca en el índice junto a Grifols.

Ponderación. 16 valores del Ibex tienen un peso inferior al 1%, tres más que al cierre de 2019. La compañía con mayor ponderación es Iberdrola, con el 17% del total; en 2019 tenía el 11% y en 2010, el 8,84%. Telefónica, que cerró 2010 con un 21,6%, la ha reducido al 4,2%. Por contra, Inditex la ha subido en la última década del 5,8% al 11,5%.

Normas
Entra en El País para participar