Banca

Unicaja y Liberbank están dispuestos a estudiar otras incorporaciones

Calculan en menos de 200 millones el coste de romper una de sus alianzas de seguros

Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank, y futuro CEO de Unicaja
Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank, y futuro CEO de Unicaja

Unicaja Banco y Liberbank no están cerrados a nuevas incorporaciones a medio plazo, aunque parece bastante complicado. El presidente de Unicaja, Manuel Azuaga, y el consejero delegado de Liberbank, Manuel Menéndez, han explicado durante la rueda de prensa de presentación del proyecto de fusión de ambas entidades que podrían estar abiertos a considerar la integración de un tercer compañero en el futuro. Aunque han matizado que en el corto plazo se centrarán en acometer la fusión entre ambas entidades, lo que dará lugar al quinto grupo más grande del mercado español en términos de activos y depósitos.

Tanto Azuaga como Menéndez han respondido ante las preguntas de la prensa "todo es posible. Siempre estamos abiertos a considerar oportunidades para la entidad combinada".

El mercado sigue especulando con la incorporación de Ibercaja a este proyecto, algo que la entidad aragonesa descarta por completo. Además, algunos accionistas de la entidad resultante consideran muy complicado una nueva incorporación, lo mismo que los supervisores, aunque les gustaría. "Ha sido tan complicado llegar a un acuerdo de fusión entre las dos entidades como para incorporar una tercera", coinciden dos fuentes financieras que conocen el proyecto de integración de Unicaja y Liberbank.

Menéndez ha subrayado que la nueva Unicaja, marca que será la que se mantendrá, aspira a mantener su posición, como mínimo, en el quinto lugar, que dependerá evidentemente de los movimientos que se produzcan en el sector. De hecho, Azuaga ha reconocido que "por dimensión y por características del mapa español" puede haber más operaciones de este tipo, aunque ha añadido que es "difícil hacer un pronóstico".

En cualquier caso, ambos directivos han recalcado que, aunque el grupo continuará analizando todas las alternativas que creen valor a sus accionistas como han demostrado durante los últimos años, ahora es momento de centrarse en esta operación.

Provisión para romper alianzas en seguros

Unicaja Banco y Liberbank se han anotado una provisión por deterioro de crédito adicional de 200 millones de euros con la que está previsto hacer frente a los costes derivados de la potencial ruptura de acuerdos con terceros, como las alianzas en banca seguros.

En cualquier caso, Azuaga ha subrayado que los 200 millones de euros son una estimación "conservadora" y espera no tener que alcanzar esta magnitud. Solo en el negocio de bancaseguros, Unicaja Banco mantiene una alianza con Santalucía y Liberbank con Aegon y Mapfre.

Según un informe de Alantra la ruptura de la alianza de seguros supondrá un coste de unos 120 millones de euros, un gasto que fuentes conocedoras de la operación consideran que se acerca bastante a lo previsto, aunque todavía no han entrado a debatir este punto con las aseguradoras. A esta cifra hay que sumar otros 80 millones de euro de ajuste de valoración.

Normas
Entra en El País para participar