Brexit

Iberia, pendiente de otro pacto para volar sin trabas en la UE

La Comisión Europea y Reino Unido explorarán liberalizar los requisitos de propiedad

Vista de un avión de Iberia.
Vista de un avión de Iberia.

El acuerdo entre la UE y Reino Unido no contempla un pacto de cielos abiertos: como se esperaba, las aerolíneas británicas no podrán cubrir rutas entre dos puntos del espacio aéreo europeo, y viceversa. Se mantiene, así, la obligación de que las aerolíneas sean propiedad en más de un 50% de accionistas comunitarios para conservar los derechos de vuelo dentro de la UE como compañías comunitarias. Pero se deja la puerta abierta para que ambas aerolíneas sigan volando como hasta ahora si las partes así lo deciden. Un posible alivio para Iberia o Vueling, que al formar parte de IAG tienen una gran base de accionistas extracomunitarios y que, como la irlandesa Easyjet, pueden bajar del umbral del 50% al excluir a los británicos.

“Las partes acuerdan examinar [...] las opciones para la liberalización recíproca de la propiedad y el control de sus compañías aéreas en un plazo de 12 meses a partir de la entrada en vigor del presente acuerdo”. Pedro Sánchez dijo el pasado día 11 que “no habría problema para que Iberia pudiera operar en el espacio aéreo europeo tras la salida del Reino Unido de la UE” porque “el problema está resuelto”. El 100% de los derechos políticos en Iberia están en manos de El Corte Inglés a través de la sociedad Garanair. IAG, además, llegó a limitar al 47,5% el capital en manos de inversores extracomunitarios. Salvaguardas que un eventual acuerdo haría innecesarias.

Por otro lado, el pacto permitirá el tránsito libre de camiones para carga y descarga de mercancías de un bloque a otro, pero limita la capacidad de hacer varias paradas.

Normas
Entra en El País para participar