Banca

Los grandes accionistas de Liberbank y Unicaja defienden la fusión

Dos consejeros de la entidad de origen asturiano y Azuaga buscan una alternativa

al CEO para 2023

Esperan cerrar un acuerdo entre el 29 y el 30 de diciembre

Logotipo Liberbank. EFEJosé Luis CereijidoArchivo
Logotipo Liberbank. EFE/José Luis Cereijido/Archivo EFE

A falta de una semana para que concluya el año, la fusión de Liberbank y Unicaja sigue siendo una incógnita incluso para sus protagonistas. El primer intento de unión se rompió en mayo de 2019 al no alcanzar ambas partes un acuerdo sobre la ecuación de canje, y sobre todo por las diferencias existentes en las necesidades de provisiones entre ambas antiguas cajas de ahorros.

Ahora cuando esto ha dejado de ser un problema la gobernanza puede echar por tierra este proyecto, que cuenta con el apoyo de los principales accionistas de Liberbank (las fundaciones bancarias de las antiguas cajas que componen Liberbank, con más del 24%, el fondo Oceanwood, con el 18%, el empresario mexicano Ernesto Tinajero, con el 7,43%, y Fernando Masaveu, con el 5,52%) y de Unicaja (la Fundación Unicaja que controla el 50% del capital del banco del mismo nombre).

El actual presidente de Unicaja, Manuel Azuaga, de 73 años de edad, apoyado por el Gobierno andaluz, y por el de Málaga, mantiene un pulso con Liberbank para que la entidad malagueña conserve el primer ejecutivo a partir de 2023, año en el que el BCE dará por concluida la presidencia ejecutiva en la futura entidad, cargo que hasta entonces y según lo pactado inicialmente recaerá en manos de Azuaga.

Azuaga, como otros consejeros de Unicaja, y el Gobierno andaluz aseguran que la entidad no puede ser dirigida en un futuro por el consejero delegado de Liberbank, Manuel Menéndez. Consideran que la firma absorbida, en este caso Liberbank, no puede tener el control estratégico de la resultante, cuando es Unicaja la que absorbe.

Liberbank, mientras, mantiene que desde hace tiempo se había pactado que el consejero delegado de la nueva entidad sería Menéndez, de 61 años de edad, y que la presidencia correspondería a Unicaja. El hecho de que el BCE haya eliminado las funciones ejecutivas en la presidencia en dos años no tiene por qué cambiar el pacto. “No se pueden cambiar las condiciones al final del partido. No es aceptable”, mantienen fuentes de la firma liderada por la antigua Cajastur. Estas mismas fuentes mantienen que Unicaja ya conservará la marca, la sede y ahora quiere controlar toda la cúpula, con la excusa de que es una absorción.

“Se ha diseñado la operación bajo la fórmula de una absorción porque es menos burocrática y costosa que otra, como crear una nueva sociedad, pero eso no significa que sea una compra y que Unicaja pueda hacer lo que quiera. Eso seria así si lanzase una opa, pero no es el caso”, se quejaba el lunes pasado una fuente cercana al accionariado de Liberbank.

Pese a que las posturas están aún enconadas, lo cierto es que buscan una solución, que pasa, de momento, por aprobar la semana que viene la fusión, previsiblemente el día 29 o 30 de diciembre, y buscar después una solución a la gobernanza. Fichar a un nuevo consejero delegado en unos años también está sobre la mesa.

Para llegar a una solución Liberbank ha designado a Jorge Delclaux, consejero independiente de la entidad, y a David Vaamonde, representante de Oceanwood en Liberbank,. Mientras que por parte de Unicaja lo está negociando el propio Azuaga, lo que según algunas fuentes puede suponer un conflicto de intereses.

Rechazo de CC OO a Menéndez

Comunicado. CC OO Servicios de Unicaja Banco ha manifestado su rechazo a que Manuel Menéndez pueda tomar las riendas del potencial grupo resultante tras la fusión con Liberbank. En un comunicado, la representación laboral del banco andaluz ha avisado de su oposición frontal, después de diversas noticias aparecidas en los medios sobre esta posible composición del gobierno corporativo. Desde que Manuel Menéndez, actual consejero delegado de Liberbank, asumiera la gestión de Cajastur en 1995, la entidad habría tomado decisiones unilaterales sin negociar con la representación laboral, según CC OO. También denuncia que no se han aplicado sobre la plantilla los acuerdos ni los convenios planteados.

Normas
Entra en El País para participar