Tabaquismo

El 56% de los fumadores que vapean lo hacen para reducir o dejar el tabaco

El 2,2% de los españoles ya usa algún dispositivo de vapeo, según Sigma Dos

El 56% de los fumadores que vapean lo hacen para reducir o dejar el tabaco

Las alternativas al cigarrillo tradicional siguen avanzando en España. Prueba de ello es la entrada de las principales compañías tabaqueras en el último año en este mercado, aún incipiente pero en el que estas empresas tienen depositadas sus expectativas de viabilidad a futuro.

Un mercado que, en el caso español, se consolida como vía de salida del tabaco para los fumadores. Así lo indica el estudio “Patrones y motivos de uso del cigarrillo electrónico”, elaborado por la firma demoscópica Sigma Dos, elaborado en base a más de 18.000 entrevistas telefónicas realizadas entre mayo y junio de este año.

De ellas se extrae que el 56% de los usuarios de estos dispositivos y que también son fumadores han decidido vapear para dejar el tabaco o, por lo menos, reducir el consumo de tabaco. En el primer caso el 34,1% de los encuestados, mientras que por el segundo optaron el 24,6%. Otros de los motivos esgrimidos son la curiosidad o por que son menos lesivos para la salud, según las respuestas.

Los datos de Sigma Dos muestran que el 2,2% de los españoles vapea, ya sea habitualmente o de forma esporádica, o compatibilizándolo con el tabaco tradicional. El 0,7% lo hace a diario.

De esa población de vapeadores, el 65% también fuma tabaco. Y de estos, nueve de cada 10 afirman haber tenido éxito en la reducción del consumo de tabaco gracias al cigarrillo electrónico. De quienes ya lo han abandonado del todo, el 40% dicen que estos dispositivos les sirvieron para dejar de fumar o para reducir el consumo durante el proceso de abandono.

Los datos del estudio señalan que el cigarrillo electrónico sirve de vía de escape para las distintas formas de tabaquismo, ya que el 91% de los usuarios de dispositivos de vapeo ya fumaba cuando empezó a utilizarlos. Entre la población más joven, el 81% de ellos también consumía tabaco cuando comenzó a vapear.

Respecto a las intenciones futuras, la encuesta de Sigma Dos señala que el 47,3% de los usuarios de cigarrillos electrónicos que también fuman tabaco están pensando en dejarlo, y el 37% considera estos dispositivos como el principal método para hacerlo o, como mínimo, para reducir el consumo.

En cuanto a los hábitos de vapeo, el estudio refleja que entre el 27% y el 30% de los usuarios recurren a él a diario, aunque su prevalencia es distinta según la edad, ya que apenas el 1% de los mayores de 50 años los utilizan de forma habitual.

Normas
Entra en El País para participar