Tecnología

Indra se adjudica un contrato de Defensa por 111 millones para dotar de protección los helicópteros NH90

Desarrollará un avanzado alertador de amenazas, completamente digitalizado y con capacidad para cubrir todo el ancho de banda de forma instantánea

helicóptero NH-90.
helicóptero NH-90.

Indra se ha adjudicado un contrato con el Ministerio de Defensa el contrato para dotar 23 helicópteros NH90 con avanzados sistemas de defensa electrónica, que refuercen la seguridad de la aeronave y su tripulación en zona de operaciones. El importe del contrato asciende a 111 millones de euros, tendrá una duración de 7 años y prevé ampliaciones de alcance hasta un total de 135 millones de euros aprobados por el Consejo de Ministros, según informa la tecnológica española.

La compañía equipará las versiones GSPA y MSPT de este helicóptero que utilizarán el Ejército de Tierra, Ejército del Aire y la Armada, con una suite de autoprotección completa. Los elementos más innovadores incluirán el controlador de suite mejorado (EW Manager), un alertador radar de siguiente generación (RWR ALR-400FD) completamente digitalizado y con capacidad para cubrir de forma instantánea todo el ancho de banda y un sistema de contramedidas por infrarrojo DIRCM InShield, que protegerá las aeronaves contra los misiles de guiado térmico tierra-aire o manpads.

Indra también Integrará y suministrará todo el resto de elementos de defensa electrónica, incluyendo sensores de alerta misil, alerta láser y el sistema dispensador de chaff y bengalas (CMDS) que sirven de señuelos para burlar los ataques, así como los equipos de prueba y soporte asociados en tierra.

La compañía señala que la capacidad de los helicópteros para volar a baja velocidad y altura y para aterrizar prácticamente en cualquier lugar les confiere su principal ventaja operativa, pero también les hace especialmente vulnerables a un ataque. "Nuestra tecnología protegerá la plataforma y su tripulación frente a una nueva generación de amenazas más avanzadas y difíciles de detectar, mejorando su supervivencia", asegura Indra a través de un comunicado.

Los misiles guiados por radar, por ejemplo, utilizan técnicas de salto de frecuencia para ocultarse mientras que algunos lanzamisiles manpads, un arma barata y fácil de conseguir en el mercado negro, emplean proyectiles con sistemas de guiado muy sofisticados.

"Para afrontar este desafío, Indra desarrollará un avanzado alertador de banda completa, con capacidad para vigilar de forma instantánea todo el espectro electromagnético, en lugar de cubrir diferentes franjas a través de estrategias de exploración de bandas parciales como era habitual hasta ahora", añade Indra.

Para llevar a cabo esta tarea, la compañía dotará al sistema de una capacidad de digitalización directa e instantánea del espectro electromagnético que le permitirá analizar todas las señales a una enorme velocidad y coordinar el resto de elementos de detección y contramedida."De esta forma, el sistema alertador de Indra detectará las amenazas con un nivel de fiabilidad e inmunidad frente a perturbaciones sin precedentes para neutralizarlas".

Por su parte, el sistema InShield de contramedidas por infrarrojo cegará el sistema de guiado térmico de misiles que se lancen desde tierra con un haz de energía láser "dirigida de forma automática, efectiva y segura". Según la compañía, este sistema de contramedidas, "de enorme sofisticación, y que es capaz de contrarrestar varios lanzamientos de misiles simultáneos, resulta clave para proteger a la aeronave cuando se dispone a aterrizar o despegar o cuando vuela a baja altura".

El sistema InShield fue probado en 2017 en los ejercicios EMBOW de la OTAN a bordo de un Chinook (CH-47). "Actualmente es el único sistema DIRCM del mercado que ha demostrado sus capacidades en las pruebas de la Alianza", resalta Indra. El sistema se está integrando para su operación en la flota de aviones A400M del Ejército del Aire.

Normas
Entra en El País para participar