Amper lanza un nuevo plan estratégico para llegar a 700 millones en ingresos en 2024

Plantea nuevas adquisiciones en sus tres divisiones, tecnología, industria e ingeniería

Amper lanza un nuevo plan estratégico para llegar a 700 millones en ingresos en 2024

Nueva vida en Amper tras el cambio en la presidencia, con la llegada de Pedro Morenés. La compañía va a presentar esta mañana, a inversores y analistas, su nuevo plan estratégico para el periodo entre 2021 y 2024. Los principales objetivos pasan por alcanzar un volumen de facturación de 700 millones de euros en 2024, gracias tanto al crecimiento orgánico como a las posibles adquisiciones, con un ebitda de 100 millones.

De alcanzar estos objetivos, la compañía multiplicaría su facturación por 3,5 con respecto a 2020. El grupo Amper ha indicado que prevé cerrar este año con una facturación entre 190 y 195 millones de euros, añadiendo que ha afrontado la crisis del Covid-19 sin sufrir ninguna cancelación en su cartera de proyectos ejecutables que alcanza los 340 millones. “Supone la mayor cifra de contratación pendiente de ejecutar del Grupo Amper en la última década”, indica la compañía en la presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La empresa explica que ha habido una recuperación paulatina de la actividad, con la reanudación de la ejecución de proyectos, alcanzando niveles de actividad previos a crisis.

De cara a 2021, Amper prevé alcanzar una cifra de ventas de 262 millones de euros, gracias a factores como la incorporación de nuevas empresas al perímetro de consolidación, como Sacyr-Nervión, con un crecimiento orgánico del 10%. “Estimamos alcanzable la cifra de Ebitda de 24 millones, con un margen del 9%”, señala la empresa.

La actividad de Amper se va a centrar en tres áreas principales, tecnología, industria e ingeniería, bajo tres prismas, internacionalización, diversificación e innovación.

Por la parte del crecimiento orgánico, Amper prevé alcanzar una facturación de 445 millones de euros, con un ebitda de 60 millones. En este caso, el plan estratégico mantiene una deuda constante de 40 millones, para la financiación de circulante. Por la parte inorgánica, la facturación rondará los 255 millones.

De esta manera, Amper prevé, dentro de su plan, un apalancamiento por un total de 110 millones de euros, para la realización de las inversiones necesarias, por un importe de 150 millones. El ratio de apalancamiento no superará las tres veces el ebitda.

En la división de tecnología contempla un capex hasta 2024 de entre 110 y 115 millones de euros, y planea adquisiciones para los segmentos de telecomunicaciones e internet de las cosas, seguridad en las comunicaciones y defensa, así como de tecnologías de energía y control.

A su vez, en el ámbito industrial, Amper prevé adquisiciones por un importe entre 20 y 25 millones de euros, dentro del ámbito offshore y de servicios industriales. Finalmente, para la unidad de ingeniería, establece un objetivo de capex en el plan de entre 10 y 15 millones.

Las acciones de Amper han caído este viernes un 5,82%, hasta 0,21 euros. Desde principios de año acumulan una caída del 25%, si bien, en el último mes, y al calor del cambio en la presidencia, los títulos rebotan en torno a un 18%.

Normas
Entra en El País para participar