Ayuso no cerrará Madrid en Navidad; Castilla y León, Cataluña y País Vasco preparan más restricciones

La hostelería y los centros comerciales madrileños permanecerán abiertos

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso EFE

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha avanzado que el Gobierno regional no va a impedir "que los ciudadanos entren o salgan" de la autonomía para visitar a sus familiares ni tampoco cerrará los comercios y la hostelería durante la Navidad.

En respuesta a la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, Ayuso ha asegurado que Madrid seguirá con las medidas que, hasta ahora, han dado buenos resultados: la concienciación, la ventilación, los cierres nocturnos y los confinamientos en zonas básicas de salud con alta incidencia del virus.

Además, la presidenta de Baleares, Francina Armengol, ha alertado de la "altísima" incidencia que se está registrando en Mallorca esta mañana en Hoy por Hoy. Estas navidades "no hay que celebrar sino salvar vidas", añadió Armengol. El archipiélago balear ha pasado de una incidencia acumulada de 238,2 casos por cada 100.000 habitantes el viernes pasado a 307,01 casos ayer.

Por su parte, se espera que comunidades como Cataluña, donde la incidencia está subiendo más notablemente, con una incidencia acumulada de 221,61 casos por 186,44 del pasado jueves, o País Vasco anuncien medidas más restrictivas durante la Navidad para contener los repuntes de la pandemia. La consejera catalana de Salud, Alba Vergés ha declinado pronunciarse este jueves sobre un endurecimiento de las restricciones vigentes en Cataluña. "Cuando esté concretado se explicará, tan pronto como sea posible", ha dicho.

Por el momento, Castilla y León ha aprobado este jueves ha aprobado este jueves una serie de recomendaciones para las celebraciones de Navidad con el fin de evitar aglomeraciones ante todo y de proteger a las personas en residencias, al tiempo que se ha avanzado que se adoptarán decisiones sobre el límite de personas en reuniones, cierre perimetral y horarios antes del sábado.

Al mismo tiempo, el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, ha incidido en que si la situación epidemiológica de la región cambia y empeora, el Gobierno regional endurecerá las medidas en lo que sea necesario, "porque lo primero es la salud".

En paralelo, Andalucía iniciará este viernes, 18 de diciembre, la segunda fase del plan de 'desescalada' de restricciones que anunció la semana pasada el presidente de la Junta, Juanma Moreno, y que permitirá los desplazamientos entre provincias de la comunidad y que los establecimientos de hostelería puedan abrir en la franja de 20:00 horas a 22:30 horas, además de hacerlo hasta las 18:00 horas, como hasta ahora. No obstante, el Gobierno andaluz no descarta tener que endurecer de nuevo las restricciones en los próximos días en función de la evolución de la pandemia.

Además, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, no prevé para Semana Santa o Feria de Abril una seroprevalencia que permita "bajar la guardia". Precisamente, el alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha anunciado este jueves la suspensión de la Feria de Abril de 2021 ya que no se darían las circunstancias necesarias que garantizan la seguridad sanitaria de los ciudadanos para su celebración, teniendo en cuenta que se prevé que en ese momento sólo un 30% de la población esté inmunizada ante el Covid-19.

Del mismo modo, el Gobierno de Aragón está estudiando endurecer las medidas para evitar la propagación del Covid-19, "como todas las comunidades", ha afirmado este jueves el presidente, Javier Lambán.

Mientras, Cantabria mantendrá el cierre perimetral, pero familiares y allegados podrán desplazarse dentro y fuera de la región entre el 23 de diciembre y el 6 de enero. Se mantiene el toque de queda, de 22:00 horas a 06:00 horas, aunque en Nochebuena y Nochevieja se permitirá la movilidad nocturna hasta la una y media de la madrugada, pero solo para regresar al domicilio quienes hayan ido a cenar con la familia, pero no para encuentros sociales.

Por último, Alemania ha contabilizado 30.400 contagios en 24 horas, nuevo máximo diario, mientras que la cifra de muertos ha ascendido a 698, según datos del del Instituto Robert Koch (RKI) de virología, el organismo competente en dicha materia en el país teutón. La máxima diaria de muertes se notificó el miércoles, con 952 fallecidos. La incidencia acumulada en los útimos 14 días es de 354,7 casos por cada 100.000 habitantes.

Normas
Entra en El País para participar