Infraestructuras

El Supremo británico despeja la ampliación de Heathrow (Ferrovial)

El tribunal revierte la paralización decretada por una instancia inferior y dejan en manos del Gobierno la nueva pista

Imagen de la Terminal 5 de Heathrow.
Imagen de la Terminal 5 de Heathrow.

El Tribunal Supremo británico revirtió este miércoles un dictamen de una corte inferior al considerar que no es ilegal la construcción de una tercera pista en el aeropuerto londinense de Heathrow, controlado por la española Ferrovial. Con este fallo, hecho público esta mañana, el aeropuerto podrá solicitar el permiso correspondiente para llevar adelante el proyecto, que ha contado con la fuerte oposición de los grupos defensores del medio ambiente y de los vecinos de Heathrow.

El pasado febrero, el Tribunal de Apelación de Londres falló a favor de varios activistas medioambientales contra la ampliación del aeropuerto, lo que obligó a paralizar el proyecto de la nueva pista. La decisión conocida en febrero supuso una victoria histórica para los ecologistas, que consideran que una nueva pista no cumple con los compromisos contenidos en el Acuerdo de París sobre cambio climático.

En febrero, tres jueces del tribunal de Apelación concluyeron que el ex ministro de Transporte Chris Grayling no tuvo en cuenta los compromisos del Gobierno ante el cambio climático al dar luz verde a la construcción de la tercera pista.

El dictamen de hoy supone una victoria para Heathrow Airport, propietario y operador del aeropuerto, que decidió acudir hasta la máxima instancia judicial a fin de sacar adelante la construcción. La filial de la española decidió recurrir ante el Supremo, que atendió esa petición en dos vistas que se celebraron en octubre pero ha sido este miércoles cuando dio a conocer su fallo.

Al emitir el dictamen, el magistrado Philip Sales indicó hoy que la decisión de Grayling fue legítima en virtud de objetivos climáticos previos por parte del Ejecutivo. Entre los demandantes que llevaron el caso ante Apelación en febrero figuran grupos medioambientales como Greenpeace, Friends of the Earth, Plan B, y el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan.

A pesar de la victoria de Heathrow, el proyecto tiene que ser aprobado por los inspectores y el Gobierno tendrá la decisión final.

La directora ejecutiva de la llamada coalición Apoyar Heathrow, Parmjit Dhanda, manifestó hoy su satisfacción por el fallo y resaltó que finalmente se podrá solicitar la autorización. "Este es un momento importante para las comunidades locales, desesperadas por empleos (...) Es también un momento importante para el Reino Unido al ir hacia un Brexit incierto", agregó.

Los defensores del medio ambiente defienden que la construcción de una tercera pista supone una violación de los compromisos del Gobierno de eliminar casi todas las emisiones de carbono contaminantes de la economía para el año 2050.

Ferrovial controla el 25% del operador privado Heathrow Airport Holdings Limited, encargado de la gestión del aeródromo, y tiene como socios al fondo soberano catarí Qatar Investment Authority (20%), el inversor institucional canadiense CPDQ (12,62%) y el fondo de Singapur GIC (11,20%), entre otros.

El primer ministro británico, Boris Johnson, mucho antes de llegar al poder, se había manifestado contrario a la expansión. "Siempre hemos sido claros con que la expansión de Heathrow es un proyecto del sector privado que debe cumplir con un criterio estricto de calidad del aire, ruido y cambio climático, así como ser financiado de forma privada, asequible y hacerse para el mejor interés de los consumidores", ha indicado hoy un portavoz del Gobierno.

Normas
Entra en El País para participar