Banca

Sabadell ficha a González-Bueno para sustituir a Guardiola y suspenderá las funciones ejecutivas a Oliu

El reto es digitalizar el negocio de particulares y vender TSB

Sabadell ficha a González-Bueno para sustituir a Guardiola y suspenderá las funciones ejecutivas a Oliu

Banco Sabadell relevará a su consejero delegado, Jaime Guardiola, en los próximos días. Hoy, de hecho, el banco celebra consejo de administración y está previsto que se nombre a César González-Bueno como su sustituto, aunque la salida del hasta ahora número dos de la entidad no se producirá hasta dentro de unas semanas.

El cambio en la cúpula, adelantado por la agencia Bloomberg, ha sido decisión del propio Guardiola, de 63 años de edad, quien ya había pospuesto su jubilación en algún año sobre sus propósitos, ya que su objetivo era haber dejado su cargo a los 60 años, pero las circunstancias del banco fueron complicando sus planes, y pese a su deseo de dejar la profesión de banquero, el consejo de Sabadell le volvió a renovar por otros tres años que ahora cumplen. Guardiola incluso estaba dispuesto a permanecer un tiempo más hasta completar la fusión con BBVA, pero al frustrarse esta operación a finales de noviembre ha decidido seguir con su proyecto de jubilarse, idea que era conocida por el banco desde que se incorporó a Sabadell en 2007. La entidad no ha hecho comentarios a la información.

La incorporación de César González-Bueno a Sabadell traerá otros cambios en el banco. De momento, Josep Oliu, presidente del banco, perderá sus funciones ejecutivas para adaptar así su rol al que se estipula el Banco Central Europeo, con presidentes no ejecutivos. De momento, Oliu controla todas las áreas del banco a excepción de la comisión de riesgos y la de auditoría, que dependen de David Vegara y de Núria Lázaro, respectivamente, y que a su vez dependen directamente del consejo de administración.

De esta forma, González-Bueno se convertirá previsiblemente en el primer ejecutivo del banco. Este directivo fue CEO de ING España entre 2017 y 2019, después de haber puesto en marcha la exitosa división española del banco naranja, entre 1998 y 2009, y actualmente es consejero de TSB, la división británica de Sabadell ahora en venta.

Su llegada al banco que preside Josep Oliu coincide con el cambio de rumbo que busca la entidad de origen catalán tras romper sus negociaciones con BBVA. Su objetivo es llegar a alianzas con entidades europeas en los próximos meses. De hecho, ya ha mantenido contactos muy incipientes con bancos franceses como BNP Paribas o Crédit Agricole, o con su socio suizo en seguros Zurich, entre otros, para buscar acuerdos de colaboración que pueden pasar por su participación en el capital de Sabadell.

El ex consejero delegado de ING España cuenta con gran experiencia internacional, además de que habla a la perfección tanto inglés como francés.

Pero será en la importante reestructuración que quiere llevar a cabo el banco en la que la experiencia de González-Bueno será fundamental. El objetivo de Sabadell es digitalizar casi todos los servicios de banca retail, lo que supone en la práctica clonar el diseño de ING España para el segmento de banca de particulares.

Pymes

Para el segmento de pymes, el negocio más core de Sabadell, el objetivo es reforzarlo y adaptar las oficinas a esta actividad, por lo que la idea es transformar el modelo de las sucursales, además de cerrar más de 300, que se suman a las 235 clausuradas en 2020, como está haciendo el resto de los bancos.

La entidad, además, emprenderá un nuevo ajuste de plantilla por otros 1.800 empleados, un número igual al de las salidas de este año. Además, tiene a la venta su filial TSB y busca acuerdos para algunos de sus negocios, como puede ser el de consumo. Eso sí, ahora descarta la venta de su filial mexicana, que cuenta con un modelo, por casualidad, similar al de ING España en el negocio de particulares, al funcionar como un banco casi totalmente digital, aunque no así para empresas.

González-Bueno, además de haber sido CEO de ING España y ahora consejero de TSB, también fue primer ejecutivo de Novagalicia (ahora Abanca).

La salida de Guardiola, que llegó a ser el número tres de BBVA con Francisco González, pondría final a más de 10 años de trabajo del ejecutivo al lado de Josep Oliu. En este plazo la entidad ha ganado tamaño con numerosas compras y una clara apuesta por el negocio de pymes.

El banco, no obstante, se ha visto muy castigado en los últimos dos años por los problemas de TSB, división que pierde dinero y donde un colapso en los sistemas informáticos en 2018 provocó centenares de millones de euros en pérdidas. Las dudas sobre la capacidad de Sabadell de capear la crisis provocada por el coronavirus ha castigado con fuerza la acción este año: cae un 64% en el año y cotiza a 0,17 veces su valor en libros. Ayer cerró con una caída del 1,96%, para cotizar a 37 céntimos. Su capitalización es de 2.085 millones de euros.

El banco, pese a este cambio de rumbo, no ha cerrado la puerta a una fusión, incluso con BBVA.

Normas
Entra en El País para participar