Nuevo vehículo autónomo Zoox de Amazon.
Nuevo vehículo autónomo Zoox de Amazon.

Este es Zoox, el taxi eléctrico autónomo que acaba de presentar Amazon

El modelo no tiene conductor ni sistema para dirigirlo desde el interior.

Podríamos recurrir a aquel tópico de que "el futuro ya está aquí", aunque lo mismo deberíamos plantearnos la idea de que, simplemente, estamos en un presente que tecnológicamente nos permite disfrutar de vehículos que son capaces de ir y venir solos a todas partes, sin que tengamos que preocuparnos por nada de lo que ocurre en la carretera. Aunque eso sí, ¿estamos preparados para disfrutar de un viaje mientras una IA dirige nuestros destinos?

Zoox, el taxi autónomo del futuro.
Zoox, el taxi autónomo del futuro.

Zoox es la consumación del viejo sueño de una empresa que fue adquirida por Amazon el verano pasado. Un vehículo eléctrico, compacto, sin conductor ni forma de manejarlo desde el interior, que técnicamente es un salón con ruedas que nos lleva a donde le digamos. Un robotaxi como los que aparecían en la película "Desafío total" hace tres décadas pero sin un molesto muñeco al que arrancarle la cabeza (como hacía Schwarzenegger) y, sobre todo, supervitaminado con todo el poder de una inteligencia artificial.

Robotaxi Zoox de Amazon.
Robotaxi Zoox de Amazon.

Listo para llevar pasajeros

Zoox fue presentado hace escasas horas y se trata de la apuesta de Amazon dentro del atractivo sector de los taxis autónomos que se vislumbra va a ser muy importante en los próximos años. En el caso de este modelo, nos encontramos ante un vehículo muy compacto, que ofrece cuatro plazas en las que podremos sentarnos cómodamente y al que llamaremos para ir de un lado a otro de la ciudad. No penséis que se venderán para familias y uso particular, su diseño está enfocado exclusivamente al sector del transporte público y privado de pasajeros.

En cuanto a sus números, este Zoox tiene una autonomía eléctrica de 16 horas de trabajo ininterrumpido y puede alcanzar velocidades de hasta 120 kilómetros por hora. Esa independencia la consigue, sobre todo, gracias a su máximo nivel (el 5) de conducción autónoma y a una buena cantidad de sensores y cámaras que rodean a este EV y que le permiten ver a una distancia de 150 metros, 360º completos a la redonda por lo que, técnicamente, no deja ningún ángulo ciego en el que no pueda comprobar qué está pasando.

Interior del Zoox.
Interior del Zoox.

Como antes os comentábamos, el habitáculo está pensado para que vayamos disfrutando del trayecto sin reparar en ningún detalle de la conducción. Es por eso que cada una de las cuatro plazas dispone de su propia pantalla táctil, cargador para dispositivos móviles y hasta accesorios para colocar latas o vasos con bebidas. Si esperáis poder comprar uno, es hora de que lo olvidéis porque su uso se enfocará, exclusivamente, a servicios y flotas de taxis en aquellas ciudades que quieran adoptar este modelo.

Normas
Entra en El País para participar