Textil

Inditex olvida las pérdidas y gana 671 millones hasta octubre

La textil recupera terreno en el tercer trimestre con unas ventas de 6.052 millones

Inditex 3T2020 Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Inditex deja atrás de forma definitiva los números rojos. La compañía textil, que arrastraba unas pérdidas de 195 millones de euros al cierre del primer semestre, cierra los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal con un beneficio neto de 671 millones, después de un tercer trimestre con una menor caída de ventas, aunque estas todavía siguen reflejando el impacto del Covid-19 en su actividad.

Estas alcanzaron entre agosto y octubre los 6.052 millones, en línea con las previsiones que trazaban los analistas. Esa cifra supone un retroceso del 13,5% respecto al mismo periodo del año pasado, según los resultados enviados a la CNMV. En este periodo el beneficio ha sido de 866 millones, ligeramente por encima de lo que marcaban las previsiones y que representa una caída del 26% respecto al del mismo periodo de 2019. Las acciones de la compañía caen en torno al 2% en la sesión bursátil.

Durante este último trimestre cerca del 5% de su red comercial física continuaba cerrada y el 88% de las que estaban abiertas tenían algún tipo de restricción. Además, como indica el grupo en su presentación de resultados, a partir del 19 de octubre pasado se inició "una nueva fase de cierres y restricciones en distintos mercados" hasta la primera semana de diciembre.

Sin embargo, la recuperación de las ventas fue gradual mes a mes: en agosto estas cayeron un 13%, en septiembre un 9% y en octubre un 6%. Incluso entre el 1 y el 18 de octubre alcanzaron el mismo nivel que en 2019, antes de que llegaran las restricciones ligadas a la segunda ola de la pandemia. La venta online siguió creciendo de forma considerable, un 76% en el conjunto del trimestre.

El ebitda trimestral se situó en 1.848 millones, un 18% menos, y el margen bruto en 3.661 millones, con una caída del 14%. Ese margen supuso el 60,5% de las ventas. Para contener los efectos de la pandemia, el grupo textil dice haber reducido los gastos operativos un 10% durante el trimestre, al tiempo que ha asumido otro tipo de costes extraordinarios relacionados con el Covid-19 por 135 millones. Su caja neta se incrementó un 7% hasta 8.265 millones de euros, alcanzando un máximo histórico pese a todo el contexto.

Según valora el presidente ejecutivo del grupo, Pablo Isla, los resultados "son consecuencia directa de una gestión muy eficiente en todas las áreas de la compañía, con una coordinación precisa entre todos los estadios de nuestro modelo -diseño, producto, fabricación, logística, tiendas y online. Son también un reconocimiento a la capacidad diaria para reaccionar y adaptarse a un entorno difícilmente previsible, y a la apuesta irrenunciable por ofrecer la mejor calidad de producto y de servicio".

Acumulado del año

Los nueve primeros meses del ejercicio se saldan con unos ingresos de 14.085 millones, un 29% menos. Es la cifra más baja que registra Inditex hasta el tercer trimestre de su año contable desde 2014, aunque poco a poco ha conseguido reducir el impacto provocado por la pandemia, que tiene en el comercio textil uno de sus principales afectados.

Algo que en el último trimestre puede continuar ganando importancia, dado que en noviembre Inditex  volvía a tener el 21% de sus puntos de venta cerrados, "con un impacto significativo en la venta en tienda". En la actualidad ese porcentaje es del 8% y un 10% adicional cierra los fines de semana. "Adicionalmente un número muy significativo de tiendas tiene restricciones relevantes en aforo, capacidad y horario de apertura", aunque indica que la venta online "continúa creciendo en el cuarto trimestre a tasas similares a los nueve primeros meses".

A 31 de octubre Inditex tenía abiertas 7.197 tiendas, casi 300 menos que un año antes. La compañía anunció hace unos meses la aceleración de su plan de concentración de tiendas, que contempla el cierre de hasta 1.200 puntos de venta en todo el mundo durante este y el próximo año. El coste en amortizaciones durante los nueve meses de ejercicio rozaba los 2.300 millones, después de incluir una provisión adicional en el último trimestre por esos planes anunciados en junio.

Normas
Entra en El País para participar