Consumo

Los españoles gastan 402 millones en entretenimiento pagado con la factura del móvil

Se espera que esta modalidad de pago suba hasta los 1.000 millones de dólares en 2025. Telecoming prevé que el internet de las cosas lo impulse

Los españoles gastan 402 millones en entretenimiento pagado con la factura del móvil

El mercado de contenidos digitales pagados con la factura móvil, una modalidad conocida como pago operador o direct carrier billing (DCB), facturará este año en España 486,8 millones de dólares (402 millones de euros), según un informe de Telecoming, compañía especializada en tecnología de monetización y pago móvil.

La cifra supone que en 2020 solo el 1,3% de los contenidos digitales en España ha sido pagado a través de esta modalidad, muy por debajo de otros países europeos como Alemania o Reino Unido, donde el porcentaje es del 5,8% y 3,8%, respectivamente. Desde Telecoming, sin embargo, se muestran optimistas y estiman que el pago operador de contenidos digitales crecerá en España a un ritmo anual del 18% para superar los 1.000 millones de dólares en 2025.

El mercado español representa hoy el 5% de los pagos DCB en toda Europa, que sumarán 9.000 millones en 2020, y el 1,3% a nivel mundial, donde la cifra alcanza los 37.342 millones de dólares. El informe avanza que este mercado crecerá en Europa hasta los 23.000 millones en 2025 y se triplicará a nivel global, hasta los 102.000 millones de dólares.

Según Telecoming, hay tres sectores que copan el 93% de los pagos hechos vía factura del operador en España este año: los juegos (tanto en línea como descargas), los vídeos (películas, videoclips, series, y otros contenidos televisivos) y las publicaciones. La pandemia por el Covid-19, por contra, ha impedido que el transporte y los eventos, con gran potencial para este tipo de pago, hayan tenido el peso de otros años.

Desde Telecoming explican que el DCB está ganando peso como forma de pago en las “compras recurrentes de pequeño importe y donde el modelo de suscripción va ganando posiciones”. De ahí que se prevea que los contenidos editoriales facturados a través de la factura del operador crecerán a un ritmo interanual del 11%, pasando de casi 65 millones este año a 108 millones en 2025, y con una cuota del 9% en el mercado europeo.

La integración del pago operador en las grandes plataformas empujará también la facturación de los contenidos musicales atribuida a esta modalidad de pago que, en el mercado español pasará de 16 a 56 millones de dólares, según revela el informe.

En la categoría lifestyle (contenidos relacionados con salud, relaciones, bienestar, deporte y ocio) el gasto atribuido a DCB en España crecerá por encima de las medias mundial y europea (26% de aumento promedio anual). La facturación de estos contenidos a través del operador móvil pasará de 16 millones de 2020 a 51 millones en 2025, con una cuota del 3% en el mercado europeo.

El 65% del pago operador a nivel mundial se realiza desde el móvil, mientras que en Europa la proporción es del 74%. En España, la cifra es mayor, y casi 8 de cada 10 euros pagados vía DCB se facturan a través de un smartphone (79%), muy por encima de las tablets (19%) y otros objetos conectados (2%). El gasto medio de los contenidos facturados vía DCB desde el móvil en España mantendrá una tendencia alcista para situarse en 14,4 dólares en 2025, frente a 7,8 dólares en 2020, en ambos casos por encima de las medias europea y mundial.

En este contexto, el internet de las cosas (IoT) tiene diferentes formas de monetizar y la suscripción es una alternativa real para convertir hardware en servicios (HaaS), como ya lo vienen haciendo las plataformas audiovisuales.

Hoy por hoy, sin embargo, la brecha entre países del mismo entorno es significativa. La media europea de facturación atribuible al pago operador en este mercado, respecto a otros dispositivos, es del 11%, frente al 23% a nivel mundial. En países como Alemania el mercado de DCB a través de objetos conectados ya supone el 26% mientras que en España supone sólo el 2%.

“Los objetos conectados, como los relojes, coches y todos los que integran las smart homes, son un mercado potencial enorme para el consumo de servicios pagados a través de la línea móvil a la que están vinculados. El mayor desafío será atender y adaptar el modelo de pago a una red masiva de dispositivos y objetos conectados”, señala Roberto Monge, COO de Telecoming.

Los ingresos del pago operador atribuible a otros objetos conectados en el mercado español apenas alcanzan ahora los 8 millones de dólares, pero el negocio crecerá a un promedio interanual del 42% para situarse en 44 millones en 2025, según señala la empresa responsable del estudio.

Normas
Entra en El País para participar