Deporte

LaLiga prevé mejorar un 24% sus ingresos comerciales gracias al negocio internacional

Alcanzará los 112 millones esta temporada, con un mayor impulso de Oriente Medio

Imágenes de la plataforma LaLiga Xtra que la patronal de los clubes lanzará en 70 países en dos años.
Imágenes de la plataforma LaLiga Xtra que la patronal de los clubes lanzará en 70 países en dos años.

La ausencia de público en los estadios es una merma importante para los ingresos de los clubes. Pero en paralelo LaLiga intenta compensar esa pérdida impulsando otro tipos de ingresos en los que aún tiene margen de crecimiento. Ejemplo de ello son los procedentes de patrocinios, en los que el ente organizador de la competición liguera ha dado un salto en los últimos años: en la temporada 2014-2015 estos apenas superaban los 40 millones y a 30 de junio de 2020 rozaban los 90 millones, más del doble. Entonces casi el 80% se generaban solo en España. Ahora la proporción está en un 50%.

Pese al contexto actual, LaLiga quiere dar otro salto en este apartado en esta temporada atípica. El objetivo de la patronal de los clubes profesionales es alcanzar los 112 millones por esta vía, lo que supondrá un crecimiento del 24% respecto a lo conseguido en última campaña. Así lo confirma el responsable de negocio internacional de LaLiga, Óscar Mayo, en conversación con este periódico. Precisamente esa pata, la internacional, es la que más continuará creciendo este año.

“Tanto África, Asia, Oriente Medio, incluso América van a ser los principales generadores de nuevos ingresos. En Latinoamérica seguramente estemos más limitados, pero aún veo margen. En Norteamérica hemos pasado de no tener patrocinadores a tener seis, incluida Verizon. Tenemos un plan de negocio agresivo y no hay duda de que seguiremos creciendo”, dice Mayo.

Este pone el objetivo de que la facturación generada por acuerdos internacionales supongan en poco tiempo el 60% de los ingresos comerciales.

Una de las novedades para conseguirlo, con especial foco de crecer en los mercados de Asia, Oriente Medio y África, será el lanzamiento de una plataforma de suscripción que LaLiga lanzará en 70 mercados en los próximos dos años: LaLiga Xtra. Una aplicación de pago que dará acceso a los usuarios a contenidos de la competición futbolística española y para la que se ha asociado con Mondia Group, especializado en el desarrollo de contenidos digitales; y también con Orange para su lanzamiento en 18 mercados de Oriente Medio y África. “Son dos de los mercados donde mas venimos creciendo, y con mayor potencial para seguir creciendo a doble dígito”, dice Mayo.

En otros países LaLiga buscará acuerdos con los principales operadores tecnológicos de cada uno de ellos. En el primer trimestre de 2021 lanzarán la plataforma en el sudeste asiático, pero también en mercados más maduros como el europeo o el americano. “La idea es superar los 10 millones de suscriptores en junio de 2022 y que sea una fuente de ingresos a nivel internacional vía patrocinios y licencias, yendo con socios locales en cada país”.

Una idea que LaLiga comenzó en Egipto, donde según Mayo alcanzaron el millón de suscriptores. “Es ambicioso, llevamos un año trabajando en ello. En los próximos 12 o 15 meses, el foco comercial en estos mercados irá de la mano del lanzamiento de la plataforma”.

Los ingresos televisivos crecieron un 5% y se gastaron 12 millones en PCR

LaLiga pudo amortiguar los efectos que la pandemia tuvo en el fútbol español. La finalización de la competición liguera permitió salvar el ejercicio, puesto que la cancelación hubiese supuesto un agujero económico que la patronal llegó a cifrar en unos 700 millones.

Las cuentas consolidadas de LaLiga, relativas a la temporada 2019-2020, muestran cómo los ingresos televisivos alcanzaron los 1.910 millones de euros, un 5% más respecto a la cifra de la temporada anterior, aunque con un matiz.

Como explica el ente en su memoria financiera esa cifra corresponde al cierre de la temporada liguera, que por el Covid-19 concluyó en agosto en la segunda división. El ejercicio contable terminó el 30 de junio, por lo que en ese solo se reflejan los ingresos recibidos hasta entonces: 1.815 millones, lo que supondría una reducción del 2,7% respecto al año anterior. Pero en esa fecha aún restaban por jugarse siete jornadas en primera división, con los importes pendientes de abonarse ante la incertidumbre sobre la finalización del torneo. De ahí que a efectos comparables con la temporada anterior se utilice la cifra de 1.910 millones, que ya tiene en cuenta los mismos partidos disputados. El resultado del ejercicio para la Liga fue de 0 euros, según sus cuentas.

Una reanudación de la temporada una vez pasó lo peor de la pandemia que estuvo marcada por los protocolos que tuvieron que aplicar los clubes, en cuanto a la realización de pruebas PCR o vuelos para la disputa de los partidos, entre otros.

Unos gastos añadidos que asumió LaLiga y que en total se elevaron a 27,2 millones de euros. “De esa cantidad 11,8 millones correspondieron a la realización de los test PCR a futbolistas y cuerpo técnico de cada equipo. El protocolo fijado por la patronal establecía que estos debían someterse a las pruebas antes de cada partido para eliminar el riesgo de contagios. Estos eran encargados a laboratorios privados que debían avisar a las autoridades sanitarias de forma automática en caso de detectar casos positivos.

Aún así, este no fue el mayor gasto en el que tuvo que incurrir LaLiga. Fue en el de la organización de los viajes de los equipos a los partidos, que asumió de forma directa y que supuso un coste de 12 millones. Esto incluía la gestión tanto de los billetes de avión o tren, en todos los casos viajes privados realizados en el día del partido para extremar las precauciones, los alojamientos y todo el operativo adicional. Gastos que en la actual temporada han vuelto a asumir los equipos.

Normas
Entra en El País para participar