La siderúrgica Celsa solicita 350 millones al fondo de rescate de la SEPI

El proceso de aprobación de la operación podría demorarse entre mes y medio y dos meses

Rescate Celsa

Celsa, la mayor siderúrgica española, ha formalizado una petición de rescate ante la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) por un importe de unos 350 millones de euros. La compañía de la familia Rubiralta se suma así a los rescates solicitados en las últimas semanas por Air Europa, por valor de 475 millones, y Duro Felguera, de otros 100, para resolver sus dificultades financieras.

Fuentes conocedoras de la operación han confirmado que Celsa formalizó a mediados de noviembre esta petición de ayuda, que el Gobierno español canaliza a través del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, que gestiona la SEPI.

Estas fuentes han comentado que aunque inicialmente la solicitud de rescate de Celsa es por 350 millones de euros, es probable que el importe final acabe siendo superior. Además, al tratarse de una gran empresa y de una operación compleja, el proceso de aprobación de la operación podría demorarse entre mes y medio y dos meses.

Por su parte, fuentes de Celsa  han declinado comentar la información. Celsa, el primer grupo siderúrgico español y segundo fabricante europeo de productos largos de acero, mantiene desde hace meses una ardua negociación con sus acreedores por el cumplimiento de los compromisos de pago.

De momento, la empresa catalana ha conseguido que un juzgado de Madrid haya dictado una resolución eximiéndole de cumplir momentáneamente con los pagos financieros debido a la causa de fuerza mayor que supone la pandemia de Covid-19Esta decisión judicial afecta a las obligaciones financieras vinculadas al préstamo convertible de 1.500 millones de euros que la multinacional formalizó en el año 2017.

El Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, dotado con 10.000 millones de euros, fue aprobado por el Gobierno con el objetivo de aportar apoyo público temporal para reforzar la solvencia de empresas no financieras afectadas por la pandemia del Covid-19 que sean consideradas estratégicas para el tejido productivo nacional o regional.

Las empresas que acuden a este fondo de la SEPI deben presentar un plan de viabilidad con objetivos medibles de previsiones de negocio y la situación patrimonial y financiera de la compañía, y la aportación realizada debe notificarse a la Comisión Europea (CE).

Aunque ya son varias las empresas que han recurrido a este fondo, entre ellas Naviera Armas o Duro Felguera, la única por ahora ha recibido una inyección del Gobierno ha sido Air Europa, con un total de 475 millones de euros, por considerarla una empresa estratégica cuya viabilidad está en riesgo por la pandemia.  Esta operación abre la puerta a su próxima compra por parte de Iberia.

Normas
Entra en El País para participar