Madrid acatará las medidas de Navidad pese a no estar de acuerdo en el cierre perimetral

Cataluña frena la desescalada y no pasará a fase 2 el lunes

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero
El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero EFE

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha afirmado este jueves que el Ejecutivo regional acatará la decisión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) sobre las medidas a tomar durante la Navidad, aunque no esté de acuerdo y haya votado en contra, porque "el Gobierno de la Comunidad de Madrid siempre cumple la ley".

Gobierno central y comunidades se pusieron de acuerdo ayer sobre qué hacer durante estas fechas para detener la expansión del coronavirus. El plan de Sanidad incluye confinamientos perimetrales de todas las regiones desde el 23 de diciembre hasta el 6 de enero, que podrá esquivarse siempre que se acuda a una reunión con "familiares o allegados".

En una entrevista en Onda Cero, Escudero ha justificado el rechazo de la Comunidad de Madrid al documento ayer acordado por el punto que hace referencia a los cierres perimetrales de las comunidades autónomas con excepción para los desplazamientos por reuniones con "familiares y allegados" por "la dificultad que tiene". Escudero ha criticado que del Consejo Interterritorial salgan "conclusiones que no tienen aplicación real", y ha destacado la ambigüedad del término "allegados". Según la RAE, se refiere a una persona "cercana a otra en parentesco, amistad, trato o confianza", ha señalado el consejero.

"Entendemos que es un dificultad para las propias fuerzas de orden público, tanto para la Policía Nacional como para la Guardia Civil, establecer este tipo de control", ha apuntado, y, en el mismo sentido, se ha preguntado cómo justificar esa movilidad.

Por otro lado, la Consejera de Salud de la Generalidad, Alba Vergés ha confirmado en rueda de prensa que Cataluña no pasará a la fase 2 del plan de desescalada debido a que la velocidad de transmisión del Covid-19 se encuentra en 0,92 y ha aumentado por tercer día consecutivo. El límite para pasar de fase está en 0,90.

Rebasar este nivel implica, según el Plan de apertura progresiva de actividades, prorrogar las medidas actuales y no cambiar de fase. Por lo tanto, seguirán vigentes el confinamiento municipal el fin de semana y las restricciones horarias y de aforo de bares y restaurantes durante 15 días más, mientras que las estaciones de esquí no podrán iniciar la temporada el próximo 9 de diciembre, como estaba previsto. El riesgo de rebrote en la comunidad catalana está en 217, siete puntos más que en la jornada anterior. Se estanca la incidencia acumulada y solamente baja un punto, situándose en 255,7.

Por su parte, la consejera de Salud del País Vasco, Gotzone Sagardui, ha reiterado este jueves que serán las instituciones vascas, en el encuentro del consejo asesor del Plan de Protección de Euskadi (Labi) de la próxima semana, quien determine qué medidas preventivas frente al coronavirus se aplican en la comunidad autónoma para las navidades, dado que lo pactado ayer en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) no es una "normativa", sino un "acuerdo de bases".

Además, las comunidades han presentado ya la adaptación del toque de queda que aplicará en las noches del 24 y 31 de diciembre, Nochebuena y Nochevieja. En la mayoría de regiones, durante esas dos noches, el toque de queda comenzará a las 01:30 horas y acaba a las 06:00 horas. En Andalucía, comienza a la misma hora pero acaba una hora más tarde, es decir, de 01:30 horas a 07:00 horas. En La Rioja, dura menos, de 01:30 horas a 05:00 horas, mientras que en Cantabria va desde las 01:00 horas hasta las 06:00 horas. Cantabria es la región más restrictiva en este sentido: de 22:00 horas a 06:00 horas. Canarias es la única comunidad en la que no hay restricciones de movimiento.

Normas
Entra en El País para participar