Financiación

Los acreedores liberan a Aena de las condiciones de los préstamos hasta junio de 2022

El operador aeroportuario obtiene dispensas del BEI, el ICO, Unicaja y FMS sobre casi 6.000 millones de deuda

Un pasajero camina por el aeropuerto de Barajas entre tiendas y bares cerrados
Un pasajero camina por el aeropuerto de Barajas entre tiendas y bares cerrados

Aena ha obtenido de sus principales acreedores la ansiada dispensa de las condiciones asociadas a los préstamos. Dicha dispensa (waiver, en la terminología financiera) durará, por lo menos, hasta junio de 2022, tal y como ha comunicado el operador aeroportuario a la CNMV. Las entidades con las que ha firmado la sociedad son el ICO, el Banco Europeo de Inversiones (BEI), Unicaja y FMS Wertmanagement.

En total, la deuda afectada por la dispensa es de 5.980 millones de euros. Las condiciones de los préstamos (coventants) obligan a mantener la deuda financiera neta igual o por debajo de siete veces el ebitda. Al mismo tiempo, el ebitda debe ser igual o mayor que tres veces el gasto financiero. El colapso del transporte aéreo debido a la pandemia, prolongado hasta este invierno por los rebrotes, hacían del incumplimiento cuestión de tiempo. Al cierre del tercer trimestre, el ratio de deuda financiera neta frente al ebitda era de 5,5 veces, subiendo desde 2,4 a 31 de diciembre de 2019.

Buena parte de la deuda de Aena la asumió en 2011 con el traspaso de activos, deudas y obligaciones que anteriormente colgaban de Enaire. Ese endeudamiento, que incluye la financiación para la construcción de la T4 de Barajas (la inversión fue de 6.200 millones), fue novado en 2014 y cuenta con amortizaciones anuales del entorno de los 600 millones, hasta sumar más de 5.000 millones. Más de la mitad del endeudamiento afecto por la dispensa está en manos del BEI, concretamente 3.200 millones de euros.

Aena afronta vencimientos de deuda de 185 millones en 2020, que suben a casi 1.000 en 2021.

Normas
Entra en El País para participar