Banca

António Horta-Osório será el presidente de Credit Suisse

El banquero portugués dejará su cargo actual de consejero delegado de Lloyds Bank en 2021

 El consejero delegado del grupo Lloyds Banking Group, Antonio Horta-Osorio.
El consejero delegado del grupo Lloyds Banking Group, Antonio Horta-Osorio. EFE

A pocas semanas para que termine el año, ha comenzado un baie de sillas en la banca europea. Así, tras conocerse ayer que Lloyds Banking Group ha designado a Charlie Nunn, actual director de banca personal y patrimonial de HSBC, como próximo consejero delegado de la entidad, cargo en el que sucederá a António Horta-Osório, hoy se ha conocido cual será el destino del banquero portugués.

El consejo de administración de Credit Suisse ha propuesto a los accionistas de la entidad elegir en la próxima junta general, que se celebrará el 30 de abril de 2021, al banquero portugués que fue consejero delegado de la filial británica del Santander antes de incorporarse a LLoyds.

De este modo, Horta-Osório sucederá en la presidencia del consejo de Credit Suisse a Urs Rohner , quien abandonará el puesto en 2021 tras cumplir el máximo de 12 años.

"Estoy muy contento de poder proponer a un profesional altamente probado y reconocido del negocio bancario internacional como mi sucesor", ha señalado Rohner, quien se ha mostrado convencido de que António Horta-Osório "hará una importante contribución al éxito futuro del banco",.

De su lado, el banquero luso ha expresado su satisfacción con la propuesta de su nombramiento como presidente de Credit Suisse. "Espero trabajar en estrecha colaboración con la junta directiva y el equipo de gestión para aprovechar las muchas fortalezas del grupo. Este es un momento de gran oportunidad para el Grupo, su gente, clientes y accionistas", ha señalado.

António Horta-Osório, de 56 años, ocupa desde marzo de 2011 el puesto de consejero delegado de Lloyds Banking Group, en el que será reemplazado el próximo año por Charlie Nunn, actual director de banca personal y patrimonial de HSBC.

Por otro lado, Credit Suisse ha informado de un potencial impacto adverso de 680 millones de dólares (568 millones de euros) en relación con la disputa legal que mantiene en Estados Unidos desde 2009 por las garantías para productos respaldados por hipotecas residenciales en EEUU (RMBS), emitidos en 2007.

En este sentido, el juez encargado de dirimir el caso emitió esta noche una orden exigiendo a las partes una estimación de los años potenciales vinculados a estas hipotecas, lo que podría resultar en una decisión en contra de Credit Suisse de hasta unos 680 millones de dólares.

"Si bien Credit Suisse cree que tiene fuertes motivos para apelar, ya ha provisionado un total de 300 millones de dólares (250 millones de euros) en períodos anteriores en relación con este caso, y espera aumentar sus reservas relacionadas con RMBS como consecuencia de esta orden", indicó el banco.

La salida de Horta-Osorio del LLoyds Bank se conocidó el pasado verano después de que el propio banquero portugués informara a la junta del banco. El directivo, que abandonó el grupo Santander a finales de 2010 para unirse a Lloyds, explicó en su día que renuncia con "emociones mezcladas".

"Por supuesto, con emociones encontradas, anuncio mi intención de renunciar como consejero delegado de Lloyds Banking Group para junio del próximo año (...) Me ha honrado desempeñar mi parte en la transformación de gran parte de nuestro negocio. Sé que cuando deje el grupo el próximo año, tiene la fuerza estratégica, operativa y de gestión para desarrollar aún más su posición líder en el mercado", ha declarado Horta-Osório.

Por otro lado, el mercado también conoció ayer que el actual consejero delegado del banco italiano Unicredit ha anunciado que no renovará en el cargo.

Las acciones del banco del banco italiano Unicredit caen un 7% en la Bolsa de Milán después de conocerse ayer que el consejero delegado, Jean Pierre Mustier, no quiere renovar su cargo, que concluye en abril de 2021, en desacuerdo con la junta directiva por las diferencias en la estrategia.

Según los medios italianos, Mustier no está de acuerdo con una operación que incluya una fusión con el banco Monte dei Paschi di Siena (MPS), rescatado por el Gobierno y que próximamente espera ceder su participación e impulsa una fusión con el banco milanés.

Dichos medios explican que la decisión de Mustier se produce tras una dura batalla dentro del consejo de administración y con el presidente de Unicredit y exministro de Economía italiano, Pier Carlo Padoan. Mustier, comunicó el banco, "mantendrá su cargo hasta el final de su mandato y hasta el nombramiento de un sucesor para asegurar una transición ordenada".

Por su parte, las acciones de Monte dei Paschi di Siena suben un 6%.

Normas
Entra en El País para participar