Energía

Siemens Gamesa vuelve a cambiar su política de remuneraciones

El CEO ingresará un máximo de 2,1 millones en 2021 si cumple objetivos

Andreas Nauen, consejero delegado de Siemens Gamesa.
Andreas Nauen, consejero delegado de Siemens Gamesa.

Por tercer año consecutivo, Siemens Gamesa (SG) volverá a cambiar la política de remuneraciones del consejo de administración y del equipo ejecutivo. Las novedades tendrán que ser aprobadas por la junta de accionistas que tendrá lugar en 2021, como ocurrió en 2019 y en 2020.

Los cambios tocan por ley tras la citada etapa anterior y se aplicarán en los sueldos de consejeros y ejecutivos durante el periodo de 2022 a 2024. Con cargo al ejercicio de 2021, con inicio al 1 de octubre según el calendario contable de SG, Andreas Nauen, consejero delegado desde junio pasado, recibirá un fijo de 715.00 euros más una cantidad equivalente en variable si alcanza sus objetivos.

Si el "desempeño es extraordinario", según la documentación remitida por SG a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (Cnmv), Nauen pudiera ingresar el doble por la vía variable, con lo que sus emolumentos superarían los 2,1 millones.

Nauen y su equipo están centrados en devolver la rentabilidad a SG, que en 2019 perdió 918 millones. Tiene una cartera de pedidos de 30.248 millones de la que el grupo renovable quiere sacar el máximo beneficio.

Un objetivo que pasa por el ajuste interno (ya ha cerrado una fábrica en España y otras dos en el resto de Europa), sobre todo en la división de eólica terrestre. Nauen ha comentado que "hay que optar por la rentabilidad sobre el volumen". A los proveedores ya les ha lanzado el mensaje de reducción de costes.

El CEO de la corporación renovable ha obtenido 175.400 acciones como parte de su salario en los tres últimos años. Un paquete de títulos que tiene un valor de mercado que supera los cinco millones, según el actual nivel de cotización de SG (por encima de los 29 euros por acción).

Nauen tendrá que mantener esos títulos sin venderlos, según las condiciones de la filial de Siemens. Sobre la remuneración de los miembros del consejo de administración durante el ejercicio de 2021, el presidente ingresará 250.000 euros, además de otros 140.000 euros por su participación en las diferentes comisiones del grupo y de 5.800 euros más por dietas.

La remuneración anual de los consejeros no ejecutivos quedará fijada en 80.000 euros. A la que hay que sumar los ingresos si participan en la comisión de auditoría (60.000 euros) y otros 40.000 para el resto de las comisiones. Las dietas por cada sesión de las comisiones serán de 2.000 euros. Si la participación es telemática, las dietas se reducen al 50 %. Tres consejeros de SG, que participan en otros consejos de filiales de SG, han renunciado a los anteriores importes.  

SG fichó en 2020 como asesores a Garrigues y a Willis Towers Watson. El primero participó en la política de remuneraciones aprobada en la junta de accionistas de este año y en el ascenso de Andreas Nauen, que antes estaba al frente de la división de eólica marina. También colaboró en el proceso de cese del anterior consejero delegado, Markus Tacke.

El ex CEO recibió en su salida 1,6 millones en indemnizaciones, una de ellas por incumplir los plazos de preaviso por parte de SG y otra por el acuerdo de no trabajar durante un año en empresas de la competencia directa del fabricante de aerogeneradores.

 

Normas
Entra en El País para participar