Formación online

GoodHabitz democratiza el ‘e-learning’ corporativo en plena pandemia

Ofrece contenidos transversales bajo un modelo de suscripción como Netflix o Spotify. En España ya ofrecen sus servicios a más de 100 clientes corporativos

Roel Koppens, director general de GoodHabitz.
Roel Koppens, director general de GoodHabitz.

La compañía holandesa GoodHabitz ha aterrizado en España con un objetivo claro: democratizar en el país la formación online corporativa, una práctica que la pandemia por el Covid-19 ha impulsado con fuerza debido a las restricciones a la movilidad y el teletrabajo. Para ello, la multinacional (está ya presente en 10 países europeos) ofrece a las empresas una plataforma con un amplio catálogo de contenidos transversales bajo un modelo de suscripción como Netflix o Spotify.

“Este modelo es totalmente escalable y nos permite ofrecer nuestro catálogo a un coste marginal frente a lo que las empresas están acostumbradas a pagar en el sector del e-learning, donde hasta hace poco había mucho curso a medida que podían salir cada uno a unos 10.000 euros. En nuestro caso, el coste es de entre dos y siete euros por hora, mientras en el sector tradicional está en 20 o 30 euros la hora”, explica Roel Koppens, director general de GoodHabitz en España.

En total, esta compañía ofrece en la actualidad unos 90 cursos, 1.000 unidades y más de 7.000 actividades de aprendizaje en siete idiomas. Y todo basado en un método pedagógico online propio basado en los estilos de aprendizaje de Kolb, las preferencias de aprendizaje de Ruijters y la taxonomía de Bloom.

Hemos buscado que cada alumno aprenda exactamente cómo quiera y, sobre todo, apostamos por producir cursos formativos con los mismos componentes que puede tener una serie u otro contenido más de ocio. Esto es clave si queremos animar a nuestros empleados a formarse y fomentar la cultura del aprendizaje digital. El sector del e-learning ha sufrido en los últimos 10 años por el rechazo que generaban unos formatos poco avanzados y por el rechazo que generaba la obligación de hacerlos, pero con nuestro método vemos que incluso muchos trabajadores están dispuestos a formarse en su tiempo libre, porque les resulta muy entretenido”.

GoodHabitz facturó a nivel global 35 millones en 2019 y este año prevé crecer un 50%. “El sector de la formación corporativa en España mueve unos 1.000 millones de euros, pero estamos viviendo una canibalización de la formación presencial por la online, que se ha acelerado de forma muy importante este año por el Covid-19”, señala Koppens.

El directivo apunta que el sector ya venía creciendo a ritmos del 10-20%, pero con la pandemia “donde antes se consumía un curso online se pasó a consumir entre 7 y 9, y, aunque el confinamiento severo ya acabó hace tiempo, el pulso de la formación online corporativa se mantendrá en los presupuestos corporativos de 2021. Las empresas han recortado la formación presencial, que pasa de representar entre el 60-70% al 10-20%”.

GoodHabitz está formando hoy a más de tres millones de profesionales en Europa, donde ofrece sus servicios a más de 1.500 empresas. En España, cuarto mercado más importante para la compañía, está formando a más de 400.000 en más de 100 clientes. Entre ellos, Prosegur, Sanitas, Orange, NH Hotels, Meliá Hotels, Acciona, Red Eléctrica, Cepsa, Aena, Grupo Fuertes o Altran. En España, han realizado en los últimos 12 meses unos 650.000 cursos y más de cuatro millones a nivel global. Los cursos de GoodHabitz están enfocados a las llamadas habilidades blandas (productividad, liderazgo, comunicación, ofimática, competencias digitales, psicología positiva, idiomas...) y se localizan al idioma, cultura y normativas de cada país.

Koppens cuenta que con la pandemia han tenido que reforzar su infraestructura tecnológica para responder a toda la demanda y también incluir algunos contenidos nuevos. “Los cursos más demandados en la situación actual de crisis son los relacionados con psicología positiva, gestión de expectativas, liderazgo virtual, gestión de cambio, Office 365, teletrabajo, cursos relacionados con la empleabilidad, normativa Covid, temas de desarrollo de negocio e inglés”.

El director general de GoodHabitz, una empresa que suma ya 180 empleados (11 en España), cree que la pandemia está sirviendo para reafirmar y poner en valor la formación remota. “En la mayoría de las empresas se daba mucho la regla del 80-20. Es decir, el 80% del presupuesto habitual de formación corporativa se dedicaba al 20% de sus trabajadores, generalmente directivos. Pero, con nuestro modelo de suscripción, pueden llegar al triple de trabajadores con un tercio de los costes. Y esto es clave para tener una empleabilidad sostenible, más en un momento de crisis como el actual”.

Koppens recuerda que han hecho con Adecco una campaña solidaria para personas que están en ERTE o desempleadas y hemos formado aproximadamente a unas 50.000 personas durante un mes y medio. “Ahí pudimos ver cómo hay colectivos de trabajadores que quieren actualizarse; son conscientes de que con la crisis actual deben ponerse al día”.

El directivo confía en que el impacto económico de la pandemia en las empresas no lleve a estas a recortar en inversión en formación de sus empleados. “Muchas compañías ya han aprendido que en época de crisis es cuando más tienen que apostar por el talento, para que no se le vaya la gente buena, que al final es la que hace que al final la empresa vuelva a crecer”. Pero si finalmente se reduce ese gasto en un 15%, según apuntan algunas estimaciones, Koppens está convencido de que ese recorte impactará especialmente en la formación presencial.

Normas
Entra en El País para participar