Infraestructuras

Lantania crece un 20% en ingresos y busca comprar en agua, energía u obra ferroviaria

La firma de infraestructuras eleva su cartera un 36%, hasta los 350 millones

El presidente de Lantania, Federico Ávila.
El presidente de Lantania, Federico Ávila.

El joven grupo de infraestructuras Lantania prevé cerrar el ejercicio con 120 millones en ingresos, un ebitda de 10 millones y resultado neto positivo, según ha avanzado su presidente, Federico Ávila, en un encuentro con medios.

El incremento del 20% esperado en la facturación se ve superado por el 36% que avanza la cartera de contratos, que finalizará el año con 350 millones. Ávila estima que la crisis del coronavirus ha lastrado la actividad de la compañía entre un 15% y un 20%.

Lantania, nacida a partir de activos de la liquidación de Isolux, mantiene el objetivo de alcanzar los 245 millones en ventas en 2022, tal y como marca un plan estratégico que será sometido a revisión, pero salvándose los principales hitos económicos.

Su primer ejecutivo señaló ayer que analiza oportunidades de contratación por 1.200 millones, algunas de ellas en EE UU. Además, la firma de infraestructuras, agua y energía seguirá abierta a adquisiciones tras cerrar tres operaciones en este 2020: las compras de Soil Tratamiento de Aguas Industriales, Deisa IWS y Traviesas y Prefabricados de Aragón. Tras ello, han sido creadas Lantania Aguas y Lantania Activos.

Los refuerzos se buscan en renovables, tanto en contrucción como en promoción, desde una cartera propia de 250 MW eólicos en Galicia (150 MW actualmente en fase de tramitación con una inversión de 146 millones). Lantania también tantea posibles adquisiciones en la obra ferroviaria y ciclo del agua.

El crecimiento exterior, tras un primer proyecto de 68 millones en Bulgaría, se busca en la UE, en el Norte y Este de Europa. Ya entre 2022 y 2023 debería arrancar el crecimiento en América, donde la empresa cuenta ya con presencia en Colombia y Texas (EE UU).

Normas
Entra en El País para participar