Consejo de Ministros

La vacuna se aplicará primero a mayores en residencias y su personal, resto de sanitarios y dependientes

Se prevé que las primeras vacunas se pongan en enero y España dispondrá de dosis para inmunizar a 80 millones de personas, el doble de la población

El Gobierno ha aprobado hoy en el Consejo de Ministros el Plan de Vacunación contra la covid-19, que se llevará a cabo a lo largo del primer semestre de 2021, con una estrategia única en todo el país y que establece las prioridades entre los grupos de población y los profesionales y los lugares (unos 13.000 ambulatorios y centros de salud) donde se administrarán las vacunas. El objetivo de este plan es fundamentalmente reducir la mortalidad y garantiza que la vacunación será gratuita.

Por ello, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado que en este plan se establecen tres fases de vacunación. En la primera de ellas, la vacuna se aplicará a los siguientes colectivos: mayores en residencias y el personal que los atiende; resto de personal sanitario; y personas con discapacidad, dependientes no institucionalizados. Se trata de "un grupo diana" formado por 2,5 millones de personas, que se vacunarán en la primera fase entre enero y marzo.

En una segunda fase, que irá de marzo a junio se ampliarán los colectivos de vacunación a medida que vaya aumentando la adquisición de más dosis y siempre determinando a los grupos según tres criterios: mayor riesgo de enfermedad grave o mortalidad; mayor transmisibilidad y mayor impacto socioeconómico. A esto le seguirá una tercera fase desde junio a final de año, en la que "habrá dosis de vacunas para vacunar al 100% de la población" en 2021. Dicho esto, y dado que la vacuna no será obligatoria, Illa ha confiado en la "fuerte tradición de vacunación" que tiene España para lograr vacunar a "porcenajes altísismos de la población", algo que pretende conseguir "con la explicación adecuada a la ciudadanía".

Según ha explicado el ministro este plan de vacunación tendrá cuatro ejes: el primero la citada fijación de un orden de prioridad para vacunar a la población (la divide en 18 grupos) con criterios, científicos, sanitarios y socioeconómicos; el segundo afecta a la estrategia de almacenamiento, transporte y distribución de la vacuna; en tercer lugar crea un registro de vacunación específico mediante un programa de vigilancia farmacológica, que seguirá la evolución de la aplicación del medicamento; y finalmente, establece también una estrategia de comunicación dirigida por un lado al personal sanitario y por otro lado a la población en general.

Illa trasladará también este plan mañana al Consejo Interterritorial de Salud, con las Comunidades Autónomas, donde también se discutirá la propuesta de medidas preventivas del Gobierno para las fechas navideñas. De hecho, el plan de vacunación estará coordinado en todo momento por dicho foro autonómico.

Según se ha confirmado Illa España contará para este plan de vacunación con 80 millones de inmunizaciones (140 millones de dosis) a través de los acuerdos firmados por la Comisión Europea (CE) con las distintas compañías farmacéuticas que están desarrollando las vacunas. En concreto Bruselas está negociando la llegada de unas 1.400 dosis, que permitirá 800 millones de inmunizaciones, porque la mayoría de las vacunas, salvo la de Janssen, requerirían de dos dosis. A España le corresponde el 10%, tal y como ya avanzó el sábado Cinco Días

Si bien, desde Sanidad prevén que una vez iniciada la vacunación, la población deberá seguir durante un tiempo aún indeterminado con las medidas preventivas y de distanciamiento social, según han asegurado fuentes de este departamento.

La directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), María Jesús Lamas, explicó ayer que los Estados europeos están realizando "compras anticipadas" de las vacunas aún no autorizadas, al tiempo que se están desarrollando los ensayos clínicos, lo que permite acortar los plazos para conseguir la autorización. En el caso de España "el número total de dosis que se van a contratar con este proceso excede con mucho al de la población española (47,3 millones de personas). Pero tener un portfolio amplio asegura las posibilidades contar con una vacuna. Podría ocurrir que alguna de las vacunas no llegara a tener autorización", ha dicho Lamas.

Las vacunas que se han negociado y están ya en un estado más avazado de esayos clínicos son las de AstraZeneca/Oxford, Sanofi-GSK, Johnson & Johnson/Janssen, Pfizer/BioNTech, Curevac y Moderna/Lonza así como se negocia también con Novavax. "Se trata de un portfolio amplio de vacunas que permite asegurar que, llegado el caso de la autorización, Europa y España disponen de las dosis necesarias, de manera gradual y al mismo tiempo para toda la población", precisa el Plan de Vacunación.

Normas
Entra en El País para participar