Transporte

Iata empeora sus previsiones y cree que las aerolíneas perderán más de 32.000 millones en 2021

Reclama la vacunación prioritaria para el personal de la aviación y los viajeros internacionales

Dos operarios junto al motor de un avión.
Dos operarios junto al motor de un avión.

Dos datos económicos marcan la asamblea anual del sector aéreo celebrada por Iata entre hoy martes y mañana miércoles: una pérdida de 118.500 millones de dólares (99.850 millones de euros) prevista para el conjunto de las aerolíneas en este 2020, y números rojos aún en 2021 por otros 38.700 millones de dólares (32.600 millones de euros).

Las estimaciones ofrecidas esta mañana por Iata engordan considerablemente las pérdidas marcadas a mediados de año, cuando se hablaba de 84.300 millones de dólares para el presente ejercicio y 15.800 millones para el próximo año.

El director general del colectivo de aerolíneas, Alexandre de Juniac, ha remarcado que el sector ha recortado un 45,8% sus costes, lo que no ha impedido la sangría generada por el desplome de los ingresos en un 60,9%. En una estimación media, Iata asegura que la pérdida por pasajero este año será de 66 dólares (55 euros).

Iata espera un primer semestre complicado en 2021 mientras se despliegan las distintas vacunas. Será en el cuarto trimestre cuando el sector podría volver a contar ganancias

El tráfico de pasajeros en 2020 va a caer un 60,5 % desde los 4.500 millones de 2019. Los poco más de 1.800 millones que se esperan a 31 de diciembre igualan cifras de hace 17 años. Los viajes aéreos internacionales se habrán desplomado un 90%.

46 millones de empleos en riesgo

Entre los riesgos que afrontan el sector aéreo y sus afines está el de la pérdida de personal cualificado, con el temor a que los despidos afecten al 40% de los efectivos o 46 millones de trabajadores, debido al impacto de la pandemia en la movilidad y la demanda de vuelos. Iata espera un primer semestre complicado en 2021 mientras se despliegan las distintas vacunas contra la Covid-19 por todo el planeta. Y será en el cuarto trimestre cuando el sector podría volver a contar ganancias.

Para ello, el CEO de Iata urge la apertura “segura y sin cuarentenas” de las fronteras a través de pruebas rápidas y asequibles en origen a los viajeros, como son los test de antígenos. De hecho, Iata ha demandado desde su junta anual que el personal de la aviación y los viajeros internacionales tengan prioridad para la vacunación contra el coronavirus tras los sanitarios y las personas vulnerables.

Las aerolíneas demandan que el personal de la aviación y los viajeros internacionales tengan prioridad para la vacunación tras los sanitarios y colectivos vulnerables

Los ingresos del sector aéreo han pasado de 838.000 millones de dólares en 2019 a una previsión de 328.000 millones en este 2020 en el que el negocio ha sido tumbado por la Covid-19. El sector ha conseguido bajar sus costes desde los 795.000 millones de dólares a una cifra que rondará los 362.000 millones, según cálculos de Iata.

La crisis está siendo capeada a través de una drástica reducción de la capacidad, despidos temporales y ayudas públicas por 173.000 millones de dólares a las aerolíneas de todo el mundo.

Normas
Entra en El País para participar