Juego

Cirsa vuelve a ebitda positivo en el tercer trimestre por la recuperación en España e Italia

La compañía de juego recuperó el 60% de los ingresos durante este periodo

Imagen del Casino de Valencia, propiedad de Cirsa.
Imagen del Casino de Valencia, propiedad de Cirsa.

Cirsa, la compañía de juego propiedad de Blackstone, volvió a ebitda positivo en el tercer trimestre del ejercicio, transcurrido entre julio y septiembre, gracias a la reapertura de los salones en sus principales mercados y a una recuperación acelerada de los ingresos.

El ebitda fue positivo en 37,5 millones durante este periodo, un 70% inferior al registrado en el tercer trimestre de 2019, pero que contrasta con el negativo de 51 millones que tuvo entre abril y junio de este año. "El ebitda positivo de 37,5 millones se consiguió gracias a la contribución de las reaperturas ya la rápida recuperación en España e Italia", dice el informe financiero enviado a los inversores. Con ello, Cirsa acumula un ebitda positivo de 75 millones en los nueve primeros meses del ejercicio, aunque el resultado neto sigue registrando una pérdida abultada de 246 millones.

Durante el último periodo trimestral la compañía pudo recuperar una parte relevante de sus ingresos, hundidos durante la primera mitad del año por los cierres obligados por los confinamientos y por la ausencia de competiciones deportivas, que castigaron el negocio online de Sportium. En el tercer trimestre sus ingresos de explotación fueron de 232,8 millones, el 60% de lo que facturó en el mismo periodo del año anterior. En el segundo trimestre ese porcentaje fue del 12%.En el acumulado del año los ingresos alcanzan los 631 millones, un 45% menos.

Hasta octubre, Cirsa mantenía cerradas la mayor parte de sus operaciones en Latinoamérica, algo que ha podido hacer durante el mes de octubre. A fecha de este martes, solo tenía pendiente la reapertura del negocio en Perú y siete casinos en México. Según la compañía, durante los primeros días de vuelta a la actividad en Colombia, Panamá, Costa Rica, República Dominicana y la parte operativa de México, ha registrado una recuperación "rápida y similar a los casos de España e Italia, alcanzando niveles del 70% de los ingresos frente al mismo periodo del año pasado en unas pocas semanas". También mantiene cerrada la actividad en Marruecos.

En cuanto a su liquidez, Cirsa mantenía a cierre de septiembre una posición de caja de 352,7 millones, 88 más que un año antes, gracias según la compañía "a la generación de cash flow positivo" y a la financiación a la que accedió durante el segundo trimestre: primero con un crédito de 55 millones firmado con Deutsche Bank y Barclays, y después con 20 millones prestados por el hedge fund Sculptor. La deuda neta a 30 de septiembre era de 2.320 millones.

Normas
Entra en El País para participar