Premio al accionista

Los dividendos mundiales no volverán a la normalidad hasta el primer trimestre de 2021

Janus Henderson ha mejorado la previsión de caída para este año pese a que en el tercer trimestre los repartos han vuelto a niveles de 2016

Dividendos anuales Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La retribución al accionista no pasa por su mejor momento. Los dividendos mundiales disminuyeron 55.000 millones de dólares (46.205 millones de euros) hasta 329.800 millones (277.064 millones de euros), en el tercer trimestre, una caída del 11,4% en base subyacente y del 14,3% en tasa general, lo que supone volver a niveles de 2016.

Según los últimos datos del Global Dividend Index de Janus Henderson, la caída fue menos severa que en el segundo trimestre, puesto que los patrones estacionales del tercer trimestre son favorables a las zonas del mundo donde los dividendos han mostrado más resiliencia.

Sin embargo y, pese a esta caída en los pagos de cupón, la firma ha mejorado sus previsiones para todo el año. La hipótesis más optimista sitúa ahora la caída en un 17,5% (desde el 19% del anterior informe) y la peor, en un 20,2% (desde el 25%). Por tanto, la previsión de Janus Henderson para todo el ejercicio es que los repartos se dejen 224.000 millones de dólares (188.182 millones de euros), hasta 1,2 billones (1 billón de euros).

Y es que tal y como se recoge en la última edición del informe sobre dividendos mundiales realizado por Janus Henderson, lo peor de los recortes ha quedado atrás, aunque la firma no espera que los dividendos crezcan hasta que se cumpla un año del confianmiento mundial, es decir a finales del primer trimestre de 2021.

Dividendos españoles

Los dividendos se están viendo afectados de formas muy diferentes según la zona del mundo. Los repartos españoles acusaron un duro segundo trimestre (con una caída del 68% revisada), sobre todo a causa de la cancelación de los repartos de la banca, pero el tercer trimestre mostró mucho mejor tono, con una remuneración al accionista plana en tasa interanual subyacente al desembolsar 4.700 millones de euros en ese período.

El aumento de los repartos en las empresas como Iberdrola compensó la cancelación de la distribución de Amadeus, ya que la empresa de tecnología para el sector de los viajes se vio muy afectada, al igual que sus clientes. Repsol y Telefónica pudieron mantener sus dividendos prácticamente intactos.

A nivel global, mientras que en Europa, Reino Unido y Australia son más alcistas, Japón está en un punto intermedio y, tanto emergentes como Norteamerica estan demostrando ser las más resistentes, en parte porque los dividendos estadounidenses están protegidos hasta cierto punto por la reducción de las recompras de acciones.

China, Hong Kong y Canadá fueron de los pocos grandes países que registraron un incremento en la remuneración al accionista.

El tercer trimestre es la temporada de grandes repartos en China, y los pagos fueron un 3,3% más elevados en términos interanuales. Tres cuartos de las empresas chinas aumentaron sus repartos o los mantuvieron estables. Canadá y Hong Kong fueron de los pocos grandes países en los que los dividendos también ganaron terreno. Los peores resultados provinieron del Reino Unido, Australia y los Países Bajos. Mientras, España experimentó una remuneración al accionista plana en tasa interanual subyacente

Los repartos australianos han sido de los más afectados del mundo. Se dejaron un 40,3% en base subyacente hasta tan solo 9.600 millones de dólares, el total más bajo del tercer trimestre en al menos once años, dado que los recortes por parte de los bancos tuvieron un efecto especialmente notorio. Los repartos en el Reino Unido descendieron un 41,6%, mientras que la cancelación de las distribuciones en los sectores bancario y cervecero tuvo un notable efecto en los Países Bajos.

Normas
Entra en El País para participar