Banca

El Banco de Inglaterra estudia decidir caso por caso sobre los dividendos bancarios

Tendrá en cuenta la situación económica general y no decidirá hasta cerrarse el cuarto trimestre, según Bloomberg

El Banco de Inglaterra y la Royal Exchange, en Londres.
El Banco de Inglaterra y la Royal Exchange, en Londres. REUTERS

Los reguladores británicos han indicado a los bancos que considerarán la posibilidad de suavizar su resistencia al pago de dividendos caso por caso a principios del año próximo, informa Bloomberg.

Es probable que la Autoridad de Regulación Prudencial del Banco de Inglaterra tenga en cuenta el contexto económico general y no adoptará una opinión definitiva hasta que las entidades cierren la contabilidad del cuarto trimestre, según fuentes cercanas a las conversaciones entre el regulador y los ejecutivos bancarios en las últimas semanas. Los avances en las vacunas también influirán, según estas fuentes.

Los bancos que se considere que tienen suficiente capital podrán reanudar los pagos, aunque es probable que el nivel sea inferior al que se pagaba antes de la pandemia. El regulador tiene mucho interés en transmitir que la suspensión general de los pagos en marzo, en el punto álgido de la pandemia, fue un hecho aislado, dicen estas fuentes. Las conversaciones siguen en curso y aún no se ha tomado una decisión formal. Los reguladores podrían cambiar su postura si la pandemia y la economía empeoran.

Una portavoz del Banco de Inglaterra se negó a hacer comentarios, así como representantes de Barclays, Lloyds, NatWest y HSBC.

Los bancos británicos han escondido poco su deseo de reiniciar los pagos. El órgano supervisor ha dicho que evaluará los planes de pago de las empresas más allá de finales de 2020 en el cuarto trimestre de este año.

En octubre, el Times informó de que los bancos estaban hablando con el Banco de Inglaterra para reiniciar los pagos de dividendos. Los resultados del tercer trimestre de muchas entidades fueron mejores de lo esperado.

Hay conversaciones similares en la zona euro. Los reguladores europeos, que estaban acercándose al levantamiento de la prohibición, están cada vez más preocupados por el empeoramiento de las perspectivas económicas.

Esta semana Felix Hufeld, presidente del organismo de control financiero alemán BaFin, frenó las esperanzas de los bancos de que los dividendos volvieran a la normalidad, antes de que el BCE tomara una decisión sobre si permitiría la reanudación de los pagos.

Pero enfatizó que la recomendación del BCE debe seguir siendo una medida temporal y que quiere volver tarde o temprano a una situación en la que los bancos fuertes puedan pagar dividendos. Se hacía eco de los comentarios de Andrea Enria, jefe del consejo supervisión del BCE, y que ha hecho hincapié en que la prohibición no se convertirá en una herramienta habitual del organismo.

Normas
Entra en El País para participar