Telecos

S&P rebaja el rating de Telefónica a BBB- por el impacto de la pandemia y la debilidad de las divisas

La agencia, no obstante, cambia la perspectiva de negativa a estable

S&P rebaja el rating de Telefónica a BBB- por el impacto de la pandemia y la debilidad de las divisas
REUTERS

La agencia de calificación de crédito S&P Global Ratings (S&P) ha publicado su decisión de rebajar la calificación crediticia a largo plazo de Telefónica desde BBB a BBB-. En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la operadora indica también que, la agencia ha rebajado la calificación crediticia a corto plazo a A-3 desde A-2. No obstante, la perspectiva del rating ha sido cambiada de negativa a estable.

Esta cota sitúa a la deuda de la teleco cerca del grado especulativo (calificado como bono basura), si bien todavía sigue manteniendo el grado de inversión, que es uno de los compromisos de la dirección con la comunidad financiera.

En su informe, S&P señala que, en contraste con las expectativas para una mejora de las métricas crediticias de la compañía para la vuelta a niveles adecuados en 2021 y 2022, ahora espera que estas métricas sufran un deterioro durante este año. La agencia indica que Telefónica registrará menores ingresos y beneficios, debido a la debilidad de los ingresos por servicios, como consecuencia de la pandemia y de la depreciación de las divisas latinoamericanas.

De cara 2021, S&P prevé una estabilización de las operaciones, con un menor impacto de las divisas, que ayudará a reducir el apalancamiento, pero probablemente insuficiente para recuperar las métricas alineadas con el rating BBB.

La agencia explica que la asignación de una perspectiva estable refleja sus expectativas ante la capacidad de Telefónica para mantener un ratio de apalancamiento por debajo de cuatro veces el ebitda, calculado sobre la participación de las operadora en Telefónica Brasil, Alemania e Infra, que están consolidadas plenamente en las cuentas del grupo, y el reintegro de la participación del 50% del capital de la nueva joint venture con Liberty Global en Reino Unido, que debería ser desconsolidadas de sus cuentas.

S&P indica que Telefónica está priorizando en la flexibilidad en sus inversiones, para apoyar la generación de caja durante 2020. “Creemos que Telefónica está por delante de la mayoría de operadoras europeas en el ciclo inversor”, dice la agencia, que indica que la operadora española tiene un mayor despliegue de redes de banda ancha en su mercado de origen. Para estos expertos, esta situación hace que sea más fácil optimizar el capex. S&P cree que esta flexibilidad, unida a la vuelta al scrip dividend en 2020, ha limitado el incremento del apalancamiento.

Estos analistas señalan que el apalancamiento de Telefónica mejorará solo de forma marginal en 2021, y las mejoras en las operaciones serán compensadas por los cambios en la consolidación. “Excluyendo el impacto de la transacción en Reino Unido, prevemos solo una reducción en el ratio de apalancamiento de 0,1 o 0,2, veces el ebitda el año que viene”, señala S&P, que añade que anticipa una modesta mejora en las operaciones debido a la tendencia en las ventas de terminales y los ingresos por servicio en los mercados estratégicos de la compañía, que está mejorando trimestre a trimestre.

Las ventas de activos en Latinoamérica podría suponer un alivio para las métricas crediticias de Telefónica, pero el calendario y las magnitud de las posibles operaciones no está claras, según S&P.

En este contexto, la compañía defiende que su deuda neta se ha reducido en 1.100 millones de euros entre enero y septiembre, hasta situarse en 36.700 millones de euros al cierre del tercer trimestre. El coste de la deuda se ha reducido al 3,15% y su liquidez se sitúa en 22.400 millones de euros. La operadora apenas tiene vencimientos en los próximos dos años, y la vida media de su deuda ronda los 11 años, una vez cerrada la recapitalización de la joint Venture en Reino Unido.

En términos generales, Telefónica ha refinanciado 16.700 millones este año. En el último encuentro con analistas, tras presentar los resultados del tercer trimestre, los responsables de la teleco defendieron que la empresa cuenta con el respaldo de sus activos, que están valorados por encima de 100.000 millones.

La acción de Telefónica ha caído hoy un 1%, hasta 3,42 euros. Desde principios de año, las matildes se dejan en ttorno a un 44%, si bien, en los últimos días han logrado alejarse del mínimo anual de 2,71 euros. 

Normas
Entra en El País para participar