Industria

Alibérico compra suelo a Repsol para su segunda fábrica de paneles de aluminio en Alicante

Construirá la planta en 2021 y la orientará al mercado estadounidense

Clemente González Soler, presidente de Alibérico.
Clemente González Soler, presidente de Alibérico.

El fabricante de semitransformados de aluminio Alibérico se dispone a levantar su segunda fábrica en la ciudad de Alicante. El grupo que preside Clemente González Soler ha comprado a Repsol unos terrenos ubicados en la Avenida de Elche para crecer en capacidad y aumentar su oferta de paneles composite.

La compañía llegó a la ciudad levantina en 2012 con una primera línea de producción de paneles de aluminio para impresión digital, operada por la filial RedBond Composites. Seis años después instaló una segunda línea con tecnología propia con la que amplió su capacidad de producción y se abrió a nuevos productos.

Entre los hitos conseguidos está el de la fabricación de los mayores paneles del mercado, así como la homologación de los productos de la planta alicantina por parte de los principales fabricantes de impresoras en todo el mundo.

Alibérico, que exporta un 95% de su producción española, resalta su intención de invertir en industria e innovación, como refleja el proyecto de una nueva planta en plena crisis. La instalación, junto a las ya existentes, será ejecutada a lo largo de 2021; tendrá 7.500 metros cuadrados, y se orientará a los mercados americanos, esencialmente Estados Unidos.

Alibérico, con 35 empresas, 17 plantas en cuatro continentes y 1.200 empleados, está ya presente en el país norteamericano a través de Alucoil North America, dueña de una fábrica de 81.000 metros cuadrados en Carolina del Sur. Los productos de aluminio de esta firma española llegan a 80 países, con oferta en los sectores de envase y embalaje, edificación, tratamiento de superficies, transporte, industria o energías renovables.

Normas
Entra en El País para participar