Twitter recupera a un viejo conocido de Facebook.
Twitter recupera a un viejo conocido de Facebook.

Twitter se está pensando introducir un botón de 'no me gusta' en sus publicaciones

La red social podría añadir un nuevo tipo de reacción a sus tuits.

Twitter no para y a los fleets que estrenó ayer mismo (sus stories al estilo Instagram), tenemos que añadirle nuevas informaciones que vienen a descubrir que ahí no acaban los cambios, que están preparando nuevas funciones con las que mantener un poquito más la tensión de las conversaciones. Cosa que no sabemos muy bien si es beneficioso para la salud de sus millones de usuarios o no.

Y es que lejos de facilitar que nos calmemos todos, o que no recibamos demasiadas malas noticias cuando subimos un mensaje a Twitter, los de Jack Dorsey han decidido recuperar a un viejo conocido de YouTube que, con el paso de los años, ha ido perdiendo importancia hasta pasar completamente desapercibido. Se trata del botón de la mano con el pulgar hacia abajo, el dislike de toda la vida.

Twitter se lo está pensado

Esta información parte de la respuesta de un miembro de la red social a un hater de la plataforma que, en un tono un poco exaltado, le ha pedido a Twitter que se deje de desarrollar nuevas funciones (como fleets) cuando lo que tienen que hacer son cuatro cosas exactamente. Concretamente "(1) eliminar todo comportamiento no auténtico coordinado, (2) mejorar la experiencia del usuario con respecto al acoso y la denuncia, (3) agregar un botón de 'No me gusta' o la función de voto negativo y (4) [combatir] la desinformación [que] perjudica a los usuarios".

La respuesta de Kayvon Beykpour, jefe de producto de Twitter, no se ha hecho esperar y ha respondido cuestión por cuestión al usuario: "Los números 1, 2 y 4 son literalmente nuestra principal prioridad (hacer la conversación pública en Twitter) y lo han sido durante años. Hemos avanzado mucho, pero aún queda mucho por hacer. ¡Creemos que también es importante resolver otros problemas! En cuanto al número 3, esto es algo que estamos explorando".

Hay que recordar que este tipo de indicadores de no me gusta, o dislike, han sido siempre objeto de polémica por los muchos problemas que terminan acarreando a una red social: usuarios que puedan sentirse menospreciados, mafias que atacan a un contenido o perfil con ánimo de buscar su bloqueo, etc. Implementar un botón de este tipo siempre es problemático y es por eso que Twitter, sin dejar de considerarlo, no lo tiene entre sus máximas prioridades. Aunque ahí tenemos el caso de YouTube, que lo mantiene contra viento y marea y no parece que esté provocando daños importantes.

Normas
Entra en El País para participar