Aerolíneas

Norwegian se cobija bajo el concurso irlandés de acreedores para evitar la quiebra

Las filiales Norwegian Air International y Arctic Aviation Assets estarán bajo supervisión judicial, lo que afecta a la matriz como parte implicada

Norwegian se cobija bajo el concurso irlandés de acreedores para evitar la quiebra

La aerolínea de bajo coste Norwegian Air Shuttle ha dado el paso de solicitar algo similar al concurso de acreedores, pero bajo la legislación irlandesa. El proceso en cuestión se denomina examinership e igual que sucede con el concurso en España se trata de una herramienta para proteger de la quiebra a compañías en crisis

La aerolínea aborda esta nueva fase después de que el Gobierno noruego negara apoyo adicional, el pasado día 9, para mantenerla a flote durante la presente crisis sanitaria. Las filiales acogidas al examinership son Norwegian Air International, Arctic Aviation Assets DAC (AAA) y algunas de las subsidiarias que cuelgan de ésta última. La matriz también participará y obtendrá protección de dicho proceso como parte relacionada.

La empresa dice contar con "suficiente liquidez" para completar el mencionado proceso de 'examinership'

Norwegian, que ha venido advirtiendo que corría el riesgo de tener que detener las operaciones a principios de 2021 a menos de tener acceso a más efectivo, ha explicado esta tarde que se cobija bajo legislación irlandesa porque sus activos, esencialmente la flota, se encuentra domiciliada en ese país. La firma busca reorganizar y reducir su deuda, proteger los citados activos y redimensionar la empresa. Se estima que el proceso puede llevar hasta cinco meses.

Durante ese tiempo, la noruega tiene previsto mantener sus operaciones, limitadas ya a vuelos domésticos en Noruega. También seguirá cotizando en la Bolsa de Oslo. La empresa ha afirmado a través de un comunicado que uno de sus objetivos es salvar el mayor número de empleos posible.

En busca de un futuro

“Buscar protección para reorganizarnos bajo la ley irlandesa es una decisión que hemos tomado para asegurar el futuro de Norwegian en beneficio de nuestros empleados, clientes e inversores. Nuestro objetivo es encontrar soluciones con las partes interesadas que nos permitan emerger como una aerolínea financieramente más fuerte y de confianza”, ha declarado el CEO de Norwegian, Jacob Schram.

La compañía será supervisada por un "examinador" designado por un tribunal mientras se diseña un plan vinculante de liquidación de deudas. “Nuestra intención es clara: saldremos de este proceso como una aerolínea más competitiva y financieramente segura, con una nueva estructura financiera, una flota de tamaño bien dimensionado y una operativa mejorada”, ha añadido Schram.

La empresa dice contar con "suficiente liquidez" para completar el mencionado proceso de examinership.

La revolución del 'low cost' de larga distancia

Norwegian creció rápidamente desde su fundación para convertirse en la tercera aerolínea de bajo costo más grande de Europa, tras Ryanair y Easyjet, y la mayor aerolínea extranjera low cost que prestó servicios en Nueva York, así como en otras importantes ciudades de Estados Unidos. Su deuda y pasivos ascendían a 66.800 millones de coronas (7.400 millones de dólares) a finales de septiembre.

Antes de la pandemia, Norwegian motivó toda una revolución en los viajes transatlánticos, expandiendo el modelo de negocio de las aerolíneas europeas de bajo costo a destinos de larga distancia. Nacido el fenómeno long haul-low cost, otros grupos como la propia IAG reaccionó poniendo mayor capacidad en el Atlántico a menor coste. De este modo nació Level y creció la presión sobre gigantes como Lufthansa y Air France.

Norwegian se había consolidado como uno de los mayores alimentadores de turistas en España y amenazaba a Iberia en la larga distancia especialmente desde el aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Normas
Entra en El País para participar