Banca

El Banco de España defiende el cobro de depósitos ante los tipos negativos

Hernández de Cos cree que cada vez se extenderá más este cobro

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España
Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, sigue apostando más por las fusiones nacionales que por las transfronterizas, aunque eso no significa que las segundas no le gusten incluso más que las primeras. Preguntado ayer respecto a la posibilidad de una fusión transfronteriza, Hernández de Cos subrayó que sería una noticia “muy importante” ante la sobrecapacidad del sector y porque sería un elemento de aportación muy fuerte a la unión bancaria.

En cualquier caso, reconoció que la principal motivación para llevar a cabo este tipo de operaciones son las sinergias y la reducción de costes, que claramente son inferiores cuando dos entidades no operan en el mismo país. Sus declaraciones coinciden con el anuncio de la venta de la filial estadounidense de BBVA por 9.700 millones de euros a PNC. El excedente de capital de esta operación para BBVA, de 8.500 millones de euros, se destinará a remunerar al accionista con la compra de acciones y para la compra de Banco Sabadell sin acudir al mercado con una ampliación de capital.

Así lo manifestó durante su intervención en la Convención Anual Financiera organizada por la Asociación de Mercados Financieros (AMF), donde pidió también que se extiendan las moratorias concursales para evitar el efecto precipicio de las empresas.

El responsable de la supervisión en España defendió en este acto los mecanismos de reestructuración de deuda empresarial, las quitas y el concurso de acreedores, el cual requiere de un análisis “riguroso y rápido” de su funcionamiento estructural, para evitar que un problema de liquidez se convierta en uno de solvencia. Aseguró que si no se resuelve el funcionamiento del procedimiento concursal, que actualmente lleva a la disolución empresarial prácticamente de forma automática a quien lo solicita, y se eliminan completamente las moratorias, muchas empresas entrarían en dificultades al día siguiente.

Por ello, pide combinar la extensión de estas ayudas y realizar un análisis rápido del mecanismo concursal que permita reestructurar la deuda de las empresas viables o concederles quitas y, al contrario, que desaparezcan las que no lo son, dejando morir a las que van a sufrir un shock estructural, con el fin de contar con una asignación eficiente de los recursos.

Hernández de Cos se mostró favorable a que la banca cobre a los clientes por sus depósitos ante los tipos de interés negativos. “El sector bancario primero era reacio a aplicar depósitos negativos, pero las entidades se han ido animando porque les permite minimizar el efecto que tiene esta política sobre el margen de intereses”, dijo.

Y añadió que el porcentaje de clientes sometido a tipos negativos a nivel europeo sigue una tendencia claramente creciente. “Si los tipos se mantienen en negativo, es probable que esta práctica siga extendiéndose de forma progresiva”, apostillo.

Normas
Entra en El País para participar