Madrid busca 650 millones de capital privado para levantar 7.000 viviendas

Las licitaciones se harán por lotes de 1.200 viviendas cada uno

Viviendas en Madrid, en una imagen de archivo.
Viviendas en Madrid, en una imagen de archivo.

La Comunidad de Madrid está ultimando el anuncio de un concurso para levantar 7.000 viviendas que requerirán de una inversión privada de 650 millones de euros. Se trata de la primera licitación del Plan Vive Madrid, la gran apuesta del Ejecutivo madrileño por la vivienda pública en régimen de alquiler, que prevé la construcción de 15.000 pisos al final de la actual legislatura y 25.000 en los próximos ocho años.

Según explican fuentes de la Comunidad de Madrid, antes de que finalice el año se anunciará el concurso, dirigido a promotoras, constructoras, compañías de gestión de arrendamiento o inversores que apoyen el proyecto. A principios de 2021 se adjudicarán las viviendas a los operadores y durante el primer semestre se prevé que den comienzo las obras. La licitación se adjudicará por lotes de unas 1.200 viviendas cada uno y se establecerá un máximo de dos lotes por cada operador, con el objetivo de mantener un mínimo de concurrencia y minimizar el riesgo de la operación.

En un principio, el Plan Vive Madrid contemplaba la construcción de 9.000 viviendas en 72 parcelas durante la primera licitación, sin embargo el volumen se ha reducido a las citadas 7.000 dado que algunas de las parcelas aún están pendientes de cerrar determinados flecos urbanísticos y se incorporarán en próximos concursos.

Las empresas adjudicatarias se encargarán de llevar a cabo la inversión y la promoción de los pisos, además de la gestión de los arrendamientos.  Por su parte, la Comunidad de Madrid mantendrá la titularidad de los suelos y recuperará la gestión sobre las parcelas y los edificios después de que hayan transcurrido unos 45 años. Además, el Gobierno autonómico regulará el precio de los alquileres de estas viviendas con el objetivo de facilitar el acceso a la vivienda, en este caso de alquiler.

Limitación de precios

Y es que el Plan Vive Madrid se trata de un proyecto de colaboración público-privada en el que el Gobierno autonómico aportará los suelos y los licitará mediante concesiones demaniales a cambio de un canon y de limitar el cobro de las rentas con el objetivo de que estas viviendas se alquilen a precios asequibles, pero manteniendo una rentabilidad atractiva para los inversores.

Según explicó el Gobierno regional durante la presentación del proyecto, los arrendamientos contarán con precios que serán hasta un 50% más baratos que los del mercado.
Fuentes de la Comunidad de Madrid explican que la intención del Ejecutivo es doble. Por un lado, reactivar el sector promotor e inmobiliario como palanca de la economía tras la pandemia del Covid-19.

Por el otro, facilitar el acceso a la vivienda a determinados grupos, ya que habrá colectivos preferentes a la hora de optar al alquiler de estos pisos, como los jóvenes menores de 35 años. También tendrán prioridad los vecinos y trabajadores con antigüedad de tres años en el municipio donde se encuentre el suelo.

Esta primera licitación, además, servirá de banco de pruebas a la Comunidad de Madrid para testar el interés del mercado en su proyecto estrella en materia de vivienda, dado que la intención es ir ampliándolo hasta levantar 15.000 viviendas en los próximos tres años.

Se trata de un proyecto que sacrifica parte de la rentabilidad a cambio de una mayor seguridad. Según los estudios y sondeos del Ejecutivo madrileño los niveles de rentabilidad económica, no obstante, son lo suficientemente atractivos para despertar el interés del sector privado.

De hecho, según fuentes del mercado, ya habría hasta cinco grandes operadores interesados en acudir al concurso que se anunciará próximamente. Será el momento de comprobar si la viabilidad económica se ajusta al mercado.

Normas
Entra en El País para participar