Línea Directa prevé superar los 1.000 millones de facturación en tres años

La flilal de Bankinter comenzará a cotizar en Bolsa en abril del próximo año

Miguel Ángel Merino, consejero delegado de Línea Directa Aseguradora.
Miguel Ángel Merino, consejero delegado de Línea Directa Aseguradora.

Línea Directa prevé terminar 2020 marcando un récord de facturación, y superando los 900 millones de euros. Será la carta de presentación para la comunidad financiera, de cara al estreno bursátil, previsto para abril de 2021. Para 2023, la compañía calcula que rebasará los 1.000 millones de euros de ingresos. También espera entrar pronto en el grupo de las 10 mayores aseguradoras españolas.

La filial de Bankinter ha celebrado esta mañana un desayuno informativo para hacer balance de sus 25 años de historia y explicar los últimos detalles del plan para empezar a cotizar en Bolsa a partri del próximo año.

"Línea Directa Aseguradora empezó casi como una 'start-up', en un sótano de Bankinter y con solo siete empleados. Tras 25 años, hemos logrado crecer, póliza a póliza, hasta tener 3,2 millones de clientes y, en los últimos 10 años hemos aportado 1.000 millones de euros en forma de dividendos a Bankinter", ha explicado Miguel Ángel Merino, consejero delegado de Línea Directa y parte del equipo fundador.

De acuerdo con un informe de valoración encargado a Citigroup, Línea Directa tiene en la actualidad un valor de unos 1.400 millones de euros. Bankinter aprobó el pasado mes de marzo la salida a Bolsa de la aseguradora mediante un listing, lo que implicará distribuir una prima de emisión de 1.184 millones de euros entre los accionistas de Bankinter.

La operación tendrá lugar en 2021 y convertirá a Línea Directa en una de las tres únicas aseguradoras españolas que cotizan en Bolsa. Según ha informado la compañía, su objetivo será "ganar autonomía, versatilidad y capacidad de financiación en el mercado" para alcanzar un volumen de primas de 1.000 millones de euros y convertirse a medio plazo en una de las diez principales compañías del ramo de no vida. Inicialmente, se esperaba alcanzar los 1.000 millones de facturación en 2022, pero se ha retrasado a 2023 por la pandemia.

Para conseguirlo, Línea Directa ha comunicado que seguirá apostando por "el crecimiento orgánico, una oferta comercial innovadora y servicios digitales de última generación", para cuyo desarrollo cuenta con un Plan Estratégico de Digitalización que le ha permitido contar en el último año con más de 1,8 millones de clientes que ya se relacionan digitalmente con la compañía. En la actualidad, ya el 56% de la clientela de la aseguradora lo hace por canales digitales.

El consejero delegado de Línea Directa Aseguradora, Miguel Ángel Merino, ha apuntado que, pese a la complicada e incierta situación causada por el Covid-19, la compañía sigue registrando "unos resultados muy positivos" , lo que "confirma que el modelo disruptivo y la apuesta por la innovación con que nacimos en 1995 han sido un éxito. Llegamos al mercado cambiando la forma de hacer seguros y nuestra aspiración es seguir haciéndolo", ha señalado.

Desde su nacimiento en 1995, Línea Directa Aseguradora ha alcanzado un volumen de primas de cerca de 12.200 millones de euros, un beneficio acumulado antes de impuestos de 1.775 millones de euros y una cartera de clientes de más de 3,2 millones de clientes.

La compañía cuenta con una rentabilidad sobre recursos propios (ROE, en la jerga) del 35% y un diferencial en el ratio combinado y en la siniestralidad de 10 puntos respecto a su competencia, lo que le permite ofrecer un precio hasta un 30% más competitivo que la media del mercado, ha asegurado la compañía. De acuerdo con cálculos de la compañía, la rentabilidad de la aseguradora es la segunda mayor de toda Europa.

En los últimos 25 años, Línea Directa ha abonado más de 7.600 millones de euros en 8,5 millones de reparaciones de coches de sus clientes, casi 250.000 motos y 1,5 millones de hogares.

Asimismo, ha contribuido a las arcas públicas con más de 2.600 millones de euros en impuestos, pagando más de 540 millones por el Impuesto de Sociedades, más de 275 millones a la Seguridad Social, más de 985 millones por el Impuesto sobre Primas de Seguro, el recargo al Consorcio de Compensación de Seguros y tasas locales y más de 630 millones por el IVA soportado y no deducible en la gestión de siniestros y de gastos.

Desde su creación, ha generado más de 5.200 empleos directos en España (casi un 60% son mujeres) y ha pagado alrededor de 1.215 millones de euros en concepto de salarios, registrando más de 1.000 promociones internas.

Normas
Entra en El País para participar