El grupo de pagos italiano Nexi se fusiona con Nets

La operación está valorada en 7.800 millones de euros, y el objetivo es crear un gigante europeo

El grupo italiano Nexi tiene su sede en Milán.
El grupo italiano Nexi tiene su sede en Milán. REUTERS

El grupo de pagos más grande de Italia, Nexi, se fusiona con su rival nórdico Nets, con sede en Copenhague. Se trata del segundo acuerdo de fusión de la firma italiana en apenas unos días: la operación con el competidor danés Nets está valorada en 7.800 millones de euros (9.200 millones de dólares). El objetivo es crear un gigante europeo dentro de las plataformas de pago. El director general de Nexi, Paolo Bertoluzzo, ha asegurado que la firma ha ido creciendo a través de adquisiciones, convirtiéndola por esta vía en una de las mayores empresas de pago, según informa Bloomberg.

Este acuerdo llega días después de acordar la compra de la empresa SIA SpA, participada por el Estado italiano, por 4.600 millones de euros. Con estas adquisiciones, la firma tendrá presencia en toda Europa, con operaciones que incluyen además de Italia, países como Alemania, Dinamarca, Suecia, Noruega o Finlandia.

Nexi publicó sus cuentas el pasado miércoles: los ingresos aumentaron un 1% en el tercer trimestre hasta 276 millones de euros. Sin embargo, señaló que desde el mes de octubre ha observado una disminución del volumen de negocio debido a la segunda ola de la pandemia. La compañía tiene un valor en Bolsa de 9.600 millones de euros. En virtud de este acuerdo vinculante entre que las dos empresas han firmado al final de un período de exclusividad, los accionistas de Nets recibirán 406,6 millones de acciones de Nexi de nueva emisión, que estarán sujetas a un mecanismo de bloqueo de hasta 24 meses después del cierre. La operación está previsto que se cierre en el segundo trimestre de 2021.

Esta compra se enmarca dentro de la ola de consolidación de las plataformas de pagos, que comenzó en Estados Unidos, cuando Fiserv aceptó hacerse cargo el año pasado de First Data, en una transacción valorada en 22.000 millones de dólares.

Desde entonces, los rivales europeos han tratado de aumentar su volumen de negocio para ganar competitividad, y que comenzó cuando la empresa francesa Worldline compró en febrero de este año el Grupo Ingenico.

Sin duda, una señal de la rápida consolidación de la industria de los medios de pago.

Normas
Entra en El País para participar