Arquitectura

El punto de inflexión virtual de la Fundación Arquia

La institución da un impulso innovador a sus proyectos en el año de su 30 aniversario

Sol Candela, directora general de la Fundación Arquia.
Sol Candela, directora general de la Fundación Arquia.

Sol Candela asumió en octubre de 2019 la dirección general de la Fundación Arquia con el reto de dar continuidad a la ingente labor de la institución –­creada por Arquia Banca con el objetivo de preservar y difundir el conocimiento del patrimonio cultural arquitectónico– y abordar nuevos desafíos en este 2020, el año de su 30 aniversario. La explosión de la pandemia de Covid-19, sin embargo, ha trastocado muchos de los planes de la fundación, pero ni mucho menos los ha arruinado. Al contrario, la crisis ha servido para dar un impulso innovador a los proyectos.

Un ejemplo de este nuevo impulso ha sido Festival Arquia/Próxima, que es la culminación del programa cultural, de carácter bienal, concebido para ofrecer apoyo a los arquitectos en los 10 primeros años de ejercicio profesional a partir de la difusión, promoción y puesta en valor de sus realizaciones. En el festival, un foro en formato de debate abierto analiza las conclusiones arquitectónicas y sociológicas extraídas de las realizaciones presentadas en cada bienal, y el evento sirve también para celebrar la ceremonia anual de entrega de becas.

Este año, la séptima edición, el lugar elegido para el desarrollo del festival era Barcelona. Y aunque la ciudad ha estado bien presente, en su lugar se ha realizado de forma virtual a través de la plataforma https://arquia2020.com/proxima.html, donde se han podido visitar las exposiciones contando con los ganadores del programa Arquia/Becas, así como conocer las 24 obras finalistas de entre los más de 300 proyectos presentados en esta edición del programa Arquia/Próxima.

El Festival Próxima se ha realizado de forma virtual con el imaginario de la ciudad de Barcelona

“Es una plataforma creada específicamente con el imaginario de la ciudad de Barcelona, puesto que el tema son las manzanas del Ensanche. Entrabas a través de un avatar y veías al resto de la gente y podías interactuar, hablar con los demás. Estabas en un espacio en el que había una serie de pantallas donde podías estar siguiendo la mesa redonda, la conferencia o la entrega de becas”, explica Sol Candela, la directora general de la Fundación Arquia.

Recorrido por Barcelona

Para sustituir el recorrido arquitectónico que siempre se hace en las ciudades donde se lleva a cabo Próxima, una de las salas de la plataforma proyectó un documental de 45 minutos titulado Punto de inflexión, que “recoge el tejido de estudios de arquitectura y de arquitectos que han participado durante todas las convocatorias y que están ubicados en Barcelona y el entorno”, apunta Candela. “Durante julio, cuando se levantó el confinamiento, Javier Peña y el equipo de Blanco y en Botella hicieron todo el recorrido grabando y contamos con la colaboración de Julia Moliner para que hiciera la presentación y las entrevistas a estos arquitectos”.

“Este festival ha servido para posicionarnos, para formar parte de la vanguardia. Y el tema que eligió el comisario Gonzalo Herrero, punto de inflexión, ha sido muy representativo porque de alguna forma hemos sido pioneros. Y como institución no nos hemos quedado paralizados en este momento de incertidumbre, sino que hemos dado soluciones”, reflexiona la directora general de la fundación.

Se han entregado dos becas para prácticas en Diller Scofidio y OMA, en Nueva York

Otras actividades de la fundación se han visto menos mediatizadas por la pandemia. Así, la Fundación Arquia ha continuado con la incesante edición de publicaciones. Además de engrosar las distintas colecciones, como Arquia/Tesis, Arquia/Temas y La Cimbra, la fundación va a publicar ya este mes una colección de bolsillo que se llamará Sin Prejuicios, abierta a diversas materias más allá de la arquitectura. “Lo que queremos es incorporar a nuevos profesionales, y dar salida a estos nuevos profesionales del banco que son los abogados”, señala Candela. “Tenemos en cartera tres o cuatro títulos. El primero, el que va a dar nombre a la colección, se llama Sin prejuicios, y es de Arturo Franco, profesor de la Escuela de Madrid y autor del Matadero de Madrid”, avanza.

Uno de los retos marcados para este año por la nueva directora general, la internacionalización, se ha potenciado con la edición de más publicaciones en inglés y portugués, por un lado, y la consecución de nuevos acuerdos para becas en Estados Unidos.

“Hemos cerrado un convenio con Architect US, que es un programa de estudios en Estados Unidos y los nuevos becarios irán al estudio de OMA y al estudio de Diller Scofidio + Renfro, que son dos números uno en Estados Unidos. Son prácticas laborales en Nueva York y es para arquitectos recién titulados. Son de seis meses prorrogables”, destaca Candela.

En cuanto a nuevos proyectos, la directora general de la fundación asegura ser “muy optimista. Y estoy contenta, estamos sacando pecho en esta crisis. El futuro está ahora en mantener ese equilibrio entre lo analógico y la red".

Acercar el ámbito profesional y académico

Desde su constitución, las principales áreas de actuación de la Fundación Arquia han sido, a nivel profesional, la concesión de becas, y a nivel cultural, la edición de libros y audiovisuales de arquitectura. Este año se ha hecho entrega de 35 becas, y en total se han entregado ya 475 becas por valor de más de 3 millones de euros.

La Fundación Arquia convoca 24 becas para estudiantes de arquitectura y jóvenes arquitectos de España (20) y Portugal (4) para contribuir a la mejora de la profesión impulsando la formación, la actividad emprendedora y la investigación. El programa fomenta la movilidad dentro de Europa, entendiéndola como un factor enriquecedor del desarrollo personal, con prácticas profesionales en 26 estudios europeos de arquitectura entre los que destacan ocho premios Pritzker.

Además, desde 2015, se concede una beca para investigación en Nueva York en colaboración con la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando; las dos que se conceden desde este año para prácticas en EE UU con los estudios OMA y Diller Scofidio + Renfro; dos becas con la Fundación Metrópoli; dos becas de gestión cultural; dos becas de matrícula en el Campus Ultzama, en Navarra, y becas con la Administración pública, de los Ministerios de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (3) y Exteriores (6).

Normas
Entra en El País para participar