Torreal recorta el beneficio un 91% en el último ejercicio con Juan Abelló al frente

La firma de inversión ganó 31 millones en 2019

Juan Abelló, presidente de honor de Torreal.
Juan Abelló, presidente de honor de Torreal.

El ejercicio de 2019 fue un año de transición para Torreal. Pasó de un 2018 de beneficios récord en 10 años a que en el arranque de 2020 el histórico Juan Abelló legase a su hijo Miguel Abelló la batuta de los negocios familiares. Así, cerró 2019 con un beneficio de 31 millones, un beneficio un 91% inferior a los 355,7 millones del boyante 2018.

Este abultado descenso se explica por la ausencia de grandes operaciones, de acuerdo a las cuentas anuales de Torreal depositadas ante el Registro Mercantil. En 2018 la venta del 20% en Saba a Criteria –por lo que percibió unos 90 millones– y la del 22,5% en Imagina al grupo chino Orient Hotai por unos 430 millones de euros catapultaron el resultado. Unas cifras que remitían a los años más dorados de la firma, como la venta de Airtel a Vodafone.

En 2019, sin embargo, los números fueron más modestos. Los ingresos fueron de 64,4 millones, frente a los 370,6 millones del ejercicio anterior. Según indica la propia compañía en sus cuentas anuales, estos ingresos corresponden a los dividendos cobrados de tres de sus filiales. En concreto, de Torreal SCR (la sociedad de capital riesgo registrada en la CNMV y con la que ostenta la mayoría de sus inversiones financieras), Inversiones Fersango (una sociedad de la que dependen dos de sus sicavs, Arbarin e Inversiones Naira) y la participada BDTCapitalPartnersOAK.

No solo es que 2019 no haya sido un año para que Torreal recoja beneficios de sus participadas, sino que ha tenido que hacer aportaciones. De acuerdo a lo recogido en las cuentas de 2019, ha realizado dos aportaciones a su gestora de capital riesgo en forma de ampliaciones de capital. La primera, realizada en junio del año pasado, fue de 132 millones. Y en diciembre inyecta otros 25 millones más. También ha realizado aportaciones a otras empresas del grupo, como Miralver o Desarrollo Industrial y Servicios.

Invertir los beneficios

Antes de eso, Nueva Compañía de Inversiones (el holding de los Abelló, desde el que controlan todas estas sociedades) suscribió otra ampliación de capital en la gestora de private equity, Torreal SCR, por 57 millones. De esta manera, la participación de Torreal SA en esta firma se ha reducido al 86%.

En definitiva, 2019 fue un año en el que Torreal optó más por invertir lo ganado en el ejercicio anterior que por seguir recogiendo beneficios. Junto a KKR, Artá, J Safra Group y Altamar lanzó una opa por Telepizza por más de 400 millones. También acordó la compra de Germaine de Capuchini junto a Acon.

Todo ello no ha sido óbice para que el private equity haya sido un año más un lucrativo negocio para la familia Abelló. Su holding, Nueva Compañía de Inversiones, se ha embolsado un dividendo de Torreal SA de 21 millones de euros. La cantidad es también muy inferior a la que se embolsó en 2018, que fue de 280 millones.

En este 2019, y dado la merma en los beneficios del ejercicio pasado, se trata de un dividendo extraordinario que ha cargado contra las reservas de la firma. Así, el patrimonio neto se sitúa en los 1.710 millones, ligeramente por debajo de los 1.750 millones de hace un año.

Todo esto se produjo en pleno proceso sucesorio en Torreal. Juan ­Abelló, con 78 años y una larga trayectoria empresarial, decidió en febrero de este año ceder la presidencia de los negocios familiares a su hijo, Miguel Abelló Gamazo, y quedarse como mero presidente de honor. Abelló Gamazo había ocupado durante los últimos años el puesto de vicepresidente ejecutivo, creado para él expresamente. Ahora la mujer de Juan Abelló, Anna Gamazo, desempeñará este cargo.

Principales inversiones

  • Cannabis. Una de las más controvertidas apuestas de Torreal en los últimos años es Linneo Health, una compañía dedicada al cultivo de cannabis con fines medicinales. Constituyó esta sociedad en 2016 junto al fondo británico GHO, al que vendió Alcaliber, su negocio de opiáceos.
  • Gimnasios. Otra de las joyas de la corona de Torreal es Ingesport, una compañía dedicada a la gestión de gimnasios como la cadena GoFit. Comparte el accionariado con Mutua Madrileña.
  • Industria. Una de las últimas operaciones de Torreal fue la compra junto a Peninsula Capital –el fondo gestionado por Borja Prado– y TowerBrook de Aernnova, la compañía fabricante de piezas aeronáuticas. La compañía está valorada en unos 1.000 millones.
Normas
Entra en El País para participar