Alimentación

Campofrío recuperó los beneficios en 2019 con su nivel más alto de ingresos

Ganó siete millones tras perder 67 en 2018 por deterioros

Paulo Soares, responsable de Campofrío en la división de Europa del Sur.
Paulo Soares, responsable de Campofrío en la división de Europa del Sur.

Campofrío logró recuperar la senda de la rentabilidad en el ejercicio 2019, después de registrar en el año anterior unas abultadas pérdidas que rozaron los 70 millones de euros tras acometer importantes deterioros en la valoración de algunos de sus negocios internacionales.

Una situación superada en el curso pasado, cuyas cuentas consolidadas acaba de depositar en el Registro Mercantil. El grupo cárnico propiedad de la mexicana Sigma cerró el año con un beneficio de 7,,2 millones, una cifra positiva teniendo en cuenta el resultado de 2018, pero que está muy por debajo del nivel de ganancias que Campofrío registró en 2017 (68 millones) o 2016 (55). El resultado de explotación fue de 56,4 millones, mermado por un importante nivel de amortizaciones de inmovilizado, más de 74 millones, debido a al aplicación de la normativa de arrendamientos NIIF 16. Además, arrastra unos gastos financieros de casi 31 millones, de los que la mayor parte están vinculados a préstamos concedidos por la propia Sigma. Por contra, redujo de forma notable el impacto por las diferencias de cambio.

Todo ello después de que Campofrío registrara su nivel de ingresos más alto, alcanzando los 2.143 millones de euros en el conjunto de sus operaciones, que desarrolla a través de 26 sociedades.

Ese nivel de facturación fue un 4,4% superior al registrado en el año anterior, apoyado por el buen comportamiento de las ventas en su principal división, la del sur de Europa y que engloba el negocio en España, Portugal e Italia.

La misma registró unos ingresos de 1.153 millones, un 6,5% por encima del año anterior. De esa cantidad, dos terceras partes corresponden a los ingresos generados en el mercado español, 769 millones, un crecimiento del 4,2%. Las ventas en España representan el 36% del conjunto del negocio de Campofrío.

Los ingresos en la división del norte de Europa, que abarca principalmente Francia, el área de Benelux, Reino Unido y Alemania, se mantuvieron planos en 766 millones, mientras que lo que la empresa llama “resto del mundo”, y que identifica como el negocio en EE UU, Rumanía y actividades corporativas, creció un 7,4% hasta 222 millones. Este segmento fue además el más rentable, reportando un beneficio de 19 millones, mientras que el de Europa del Sur tuvo un resultado negativo de casi 11 millones.

A cierre del pasado ejercicio, Campofrío contaba con una posición de caja de 233 millones, además de unas líneas de crédito no dispuestas de 86 millones.

La plantilla total del grupo alcanzaba a 31 de diciembre las 8.548 personas, 68 menos que un año antes.

Normas
Entra en El País para participar