Inmobiliario

Merlin extiende las bonificaciones a inquilinos hasta 2021

Sumará un impacto de 12,9 millones en ingresos por rentas por incentivos a negocios comerciales

Merlin extiende las bonificaciones a inquilinos hasta 2021

Merlin Properties ha visto reducido su ingreso por rentas hasta septiembre en un 3,2%, hasta los 385 millones de euros, y su beneficio ha caído un 64%, hasta los 111,8 millones, según reveló ayer. La socimi se ha apuntado un impacto de 39,6 millones por los incentivos concedidos a los inquilinos que han aceptado la política comercial destinada a los negocios con problemas por el confinamiento, fundamentalmente tiendas de sus centros comerciales.

La compañía comunicó además que ha aprobado extender estas bonificaciones al primer semestre de 2021. “El objetivo es continuar ayudando a nuestros inquilinos mediante una política de incentivos acorde con el actual ritmo de ventas para mantener las tasas de esfuerzo en niveles sostenibles”.

Esta nueva política comercial fue lanzada la última semana de octubre y tendrá un impacto máximo estimado de 12,9 millones (11,9 millones en centros comerciales y un millón del componente retail de oficinas), según la empresa.

La socimi bonificará del 100% en caso de cierre forzoso por el que los inquilinos no estén autorizados a abrir, bonificación media del 25% concedida a los inquilinos (30% para ocio y restauración). Los inquilinos seguirán pagando los gastos comunes y la ayuda no es acumulable con ninguna otra medida aprobada por las Administraciones.

Hasta ahora, en centros comerciales se han aprovechado de estas bonificaciones el 33,2% de los negocios, según datos de la compañía.

"Merlin ha tratado en todo momento de ayudar a sus clientes de centros comerciales, locales de calle y hoteles afectados por cierres obligatorios o severas restricciones en su operación más allá de su deber legal o contractual, manteniendo una constante vigilancia sobre los niveles de afluencias y ventas para intentar alcanzar acuerdos lo más justo posible. Ello se ha traducido, por ejemplo, en una reducción efectiva de la llamada tasa de esfuerzo promedio de los inquilinos de nuestros centros", explica la empresa. "Todo esto ha permitido que la compañía presente un nivel de impagos y litigios residual, lo que nos enorgullece por no contribuir a la saturación de un servicio público, como el de administración de justicia, ya extraordinariamente sobrecargado".

La inmobiliaria, que cuenta con Ismael Clemente como consejero delegado, está en niveles muy bajos de impagos, pese a la pandemia, situándose el nivel de cobro en un 99,8% para oficinas, un 98,1% para centros, comerciales, un 99,5% para logística y un 100% en sucursales bancarias.

Normas
Entra en El País para participar