Cellnex adquiere las torres de Hutchison por 10.000 millones, la mayor compra de su historia

Abonará 8.600 millones en efectivo y el resto en nuevas acciones

El grupo asiático tendrá un 5% del capital de Cellnex

Cellnex Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Cellnex ha alcanzado un acuerdo para la adquisición de los negocios y activos europeos de torres de CK Hutchison Holdings, en una operación valorada en 10.000 millones de euros, la mayor de la historia de la compañía y la mayor del año en el conjunto de la Bolsa española. Hasta ahora, la adquisición más grande realizada por el grupo corresponde a las torres de Arqiva en Reino Unido, cerrada el pasado verano, por 2.300 millones.

En un hecho relevante remitido a la CNMV, Cellnex indica que el acuerdo, que está estructurado como seis transacciones separadas, con cierre en cada país una vez que se cumplan las condiciones relevantes correspondientes, abarca un perímetro inicial de aproximadamente 24.600 emplazamientos de telecomunicaciones en Austria, Dinamarca, Irlanda, Italia, Reino Unido y Suecia, una vez que todas las transacciones se hayan cerrado.

Cellnex reforzará así de forma significativa su alianza estratégica con Hutchison y aumentará su planta en Europa. El acuerdo contempla una inversión inicial cercana a los 10.000 millones de euros, de los cuales unos 8.600 millones de euros se pagarán en efectivo y el importe restante en nuevas acciones de Cellnex Telecom.

Los pagos en efectivo se irán realizando en la medida en que se vayan cerrando gradualmente cada una de las operaciones. A su vez, la emisión de nuevas acciones está ligada al cierre de la transacción de las torres en Reino Unido, donde es probable que la investigación por parte de las autoridades de la competencia sería en mayor profundidad. No se descarta, por tanto, que esta emisión se realice a final de 2021 o principios de 2022.

En este sentido, Cellnex señala que se prevé que Hutchison posea alrededor del 5% de su capital social ampliado.

Adicionalmente, se ha acordado un programa de inversión para el despliegue de cerca de 5.250 nuevos emplazamientos hasta 2030 e iniciativas adicionales, con un monto asociado de hasta 1.400 millones de euros.

“Se espera que la transacción genere un ebitda ajustado anual de aproximadamente 970 millones de euros y un flujo de caja libre recurrente apalancado de 620 millones de euros una vez que todo el perímetro se haya completado, incluyendo nuevos emplazamientos, colocaciones de terceros clientes y eficiencias potenciales”, dice Cellnex. El backlog, o ventas futuras contratadas, de Cellnex crece en 33.000 millones de euros hasta un total de 86.000 millones.

La empresa insiste en que este proyecto cumple totalmente con su estricta política de creación de valor y se espera financiar con efectivo disponible y otros instrumentos de liquidez. Cellnex cerró en agosto una ampliación de capital de 4.000 millones de euros. Con posterioridad, en octubre, emitió deuda por 1.000 millones en la que era la mayor colocación de su historia, y la semana pasada colocó una emisión de convertibles por 1.500 millones.

Cellnex ha señalado que el conjunto de transacciones está sujeto a las habituales condiciones formales de cierre, incluyendo donde proceda, la autorización por parte de las autoridades de competencia. “El cierre de las mismas se prevé de forma escalonada y por países a lo largo de los próximos 18 meses”, dice la empresa. Al plantearse como como seis operaciones por separado, se desvinculan unas de otras ante la posibilidad de que las autoridades reguladoras de alguno de los países pudiera plantear obstáculos. "Son compras separadas unas de otras", dice fuentes del sector.

Franco Bernabè, presidente de Cellnex, ha subrayado que la dimensión transformacional del acuerdo con CK Hutchison refuerza a Cellnex como uno de los principales operadores de infraestructuras de telecomunicaciones de escala europea. Y es que el portafolio de la compañía alcanzará los 103.000 emplazamientos una vez ejecutadas las distintas transacciones. Nuestra presencia se amplía a tres nuevos países de la relevancia de Suecia, Austria y Dinamarca, y seguiremos consolidando nuestro rol como operador de referencia en mercados “core” como Italia, Reino Unido e Irlanda.

“Es destacable, además, la dimensión estratégica de un acuerdo que refuerza el concepto de partenariado con nuestros clientes y que nos abre a nuevos escenarios de colaboración, al incorporar, como parte del acuerdo, la toma de una participación minoritaria en Cellnex, preservando la neutralidad e independencia en la gestión del día a día del grupo”, señala Tobías Martínez, CEO de la compañía.

El directivo destaca también la gran densidad y capilaridad de las redes de emplazamientos de Cellnex, que va a llegar ahora en 12 mercados europeos además de cruzar el umbral de los 100.000 emplazamientos. “Pone aún más de relieve el valor añadido diferencial de nuestra compañía como socio natural del conjunto de operadores móviles en Europa para complementar sus capacidades en el despliegue del 4G y acelerar el del 5G”, afirma.

Las acciones de Cellnex suben en torno a un 1,5% cerca del mediodía, hasta 54,64 euros. La compañía, que duplicó su valor en 2019, acumula una revalorización en 2020 cercana al 45%, a pesar de las distintas ampliaciones de capital, que en su conjunto superan los 7.000 millones de euros en estos dos últimos años.

Cellnex, con una capitalización cercana a 27.000 millones de euros, es el cuarto valor del Ibex 35, solo por detrás de Inditex, Iberdrola y Santander.

Nuevos emplazamientos

Cellnex ha explicado que, del total de 24.600 emplazamientos a adquirir de Hutchison, 8.900 corresponden a Italia; 6.000 a Reino Unido; 1.150 a Irlanda; 2.650 a Suecia; 1.400 a Dinamarca y 4.500 a Austria.

Con respecto a los hasta 5.250 emplazamientos adicionales a desplegar en los próximos ocho años, 1.100 se prevén en Italia, 600 en Reino Unido, 100 en Irlanda, 2.550 en Suecia, 500 en Dinamarca y 400 más en Austria.

Normas
Entra en El País para participar