Banca

El AJD de las hipotecas le cuesta a la banca 604 millones en un año

Las entidades se quejan de que nada más levantar la ventana para abrir una oficina les cuesta el 50% del resultado en impuestos

Logotipo de CaixaBank
Logotipo de CaixaBank

Las entidades financieras asociadas a la CECA (CaixaBank, Bankia, Kutxabank, Unicaja, Abanca, Liberbank, Cecabank, Ibercaja, Caixa Ontinyent y Caixa Pollença) contribuyeron con una carga tributaria a las arcas del Estado entre diversas facturas, incluidas la Seguridad Social de sus 65.000 empleados, de 5.004 millones, lo que supone un 4% más que un año antes, según el cuarto informe realizado por KPMG sobre los impuestos que abonan estas instituciones.

2019 ha sido el segundo año consecutivo desde que se realizan informes de contribución fiscal, que los tributos soportados superan a los tributos recaudados. Así, los impuestos recaudatorios sumaron 2.393 millones de euros, frente a los 2.497 millones de euros de un año antes. Mientras que los impuestos soportados ascendieron a 2.618 millones, un 4% más que 12 meses antes.

Los impuestos abonados por las excajas de ahorros suponen una tasa 5 puntos porcentuales más que la soportada en el año 2018, superando también la contabilizada en el bienio 2017 y 2016, conforme a un estudio elaborado por KPMG para CECA divulgado este jueves. La tasa subirá además al 50% al incluir en el cómputo las aportaciones por valor de 632 millones de euros realizadas por las entidades de CECA al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito (FGD) y los 16 millones para el Mecanismo Único de Supervisión (MUS).

Destaca como nuevo impuesto que tuvieron que hacer frente el pasado ejercicio el de los actos jurídicos documentados (AJD) de las hipotecas, que el Gobierno trasladó en diciembre de 2018 a la banca, hasta entonces era un gravamen que soportaba el cliente. En total, este impuesto ha supuesto para el conjunto de las antiguas cajas de ahorros y para los bancos tradicionales unos 604 millones de euros, según ha explicado Juan de Villota, responsable fiscal que ha llevado a cabo el informe.

La tributación autonómica y municipal solo de las antiguas cajas ha ascendido a 534 millones de euros, lo que más que duplica la cifra de 2018, que fue de 263 millones de euros en 2018. El aumento se debe precisamente al AJD de los préstamos hipotecarios, que en el caso de las asociadas a la CECA suma 302 millones.

Las contribuciones a la Seguridad Social soportadas por las empresas asociadas a CECA ascendieron a 991 millones de euros en 2019, frente a 974 millones de 2018, un 2% más que en 2018, y un 2% menos que en 2017 y 2016.

El responsable de asesoría fiscal de la CECA, Juan de Villota, explica que en nada más levantar la ventana para abrir la oficina les cuesta “el 50% del resultado en impuestos”.

Normas
Entra en El País para participar