Tips para que no te pesquen en la red y compres seguro

Apueste por sitios fiables, desconfíe de ofertas por correo electrónico y compruebe los plazos de entrega y la política de devoluciones

Tips para que no te pesquen en la red y compres seguro

Poco a poco se acercan las Navidades y, con ellas, la época de mayor consumo del año. Este 2020 serán diferentes. Es probable que en esta ocasión no podamos lanzarnos alegremente a las calles a quemar la tarjeta como si no hubiera un mañana a causa de las restricciones a la movilidad, la reducción de los aforos en tiendas, restaurantes y bares, o el cierre de estos, o finalmente, un posible nuevo confinamiento a causa de las medidas para luchar contra la Covid.

Las compras online se imponen y tienen ventajas. Con y sin coronavirus están abiertas 24 horas al día, siete días a la semana y en cualquier parte del mundo, pero también pueden darle más de un dolor de cabeza si no toma precauciones y sigue una serie de pautas para garantizarse una compra segura por internet.

Consejos de seguridad

Antes de comprar por internet asegúrese de que el site donde está comprando es un “sitio cierto, es decir existe, es eficiente y fiable. Para ello, tendrá que verificar en alguna parte de la web –lo usual es a pie de página el aviso legal y comprobar en este que es una empresa y está registrada, los datos de lo misma, la políticas de cookies y otros, de lo contrario, desconfié”, explica Miguel Ortego, profesor de derecho tecnológico en la Universidad Europea y socio director de MediaLaw.

Tips para que no te pesquen en la red y compres seguro

“Desconfíe de minoristas desconocidos y de ofertas que llegan por mail y compruebe los plazos de entrega de la compra”, advierte Xavier Ribas, profesor del Máster en Derecho de las TIC, Redes Sociales y Propiedad Intelectual de Esade Law School. A veces, precisa el profesor, plataformas como Amazon o Fnac no son los vendedores sino sus proveedores, y estos pueden vender sin tener stock y no avisan, con lo cual la entrega se realiza más tarde y genera frustración en el consumidor.

Elija el medio de pago, huya de las compras compulsivas y nunca guarde sus contraseñas en los navegadores

Otra cosa muy importante que no deber perder de vista son “los sistemas de verificación de las pasarelas de pago, que deben ser seguros, utilizar factores de doble autentificación, por ejemplo, mails de verificación, códigos que debes incluir y que te llegan a través de SMS y mail de confirmación de la compra”, añade el experto de la Universidad Europea.

A la hora de pagar, Ortego recomienda utilizar “tarjeta de débito” si no tienes saldo, no se va a realizar la transacción y tampoco te van a poder cargar por encima del tope que tengas establecido con el banco “en lugar de la de crédito” –los topes son mucho más amplios y a veces se autorizan operaciones por encima de esa cifra y pagas con dinero que no tienes, con lo cual el fraude puede ser mayor, “además todavía hay muchos usuarios que ignoran los plazos de pago, los vencimientos o los intereses de demora”. Huya de tarjetas de pago diferido que le ofrezcan plazos de cobro muy dilatados e intereses altos, porque puede encontrarse con sorpresas como gastos inasumibles.

Ribas aconseja también elegir antes de la compra qué medio de pago se va a utilizar, además de las tarjetas de crédito o débito propias, “existen plataformas de pago muy seguras. Una de las más populares es PayPal, aunque también se pueden utilizar monederos electrónicos o tarjetas prepago o la propia tarjeta  de la tienda online si la tiene. 

Los datos del ‘ecommerce’

El comercio electrónico es uno de los pocos que ha sacado ventaja de la pandemia. Las compras en la red en España crecieron alrededor de un 50% durante los meses de confinamiento, según coinciden distintas fuentes como UNO, la patronal de las empresas de logística, y los datos del Estudio Anual de eCommerce en España. Supermercados y alimentación y productos deportivos fueron los que más crecieron, desplazando a sectores como agencias de viajes o billetes de avión. El 95,5% de las adquisiciones desde España hacia el exterior se dirige a la Unión Europea, seguidas de Estados Unidos (1,9%), según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Más del 90% de los internautas españoles declaran que compran online.

Una obviedad que con frecuencia se olvida cuando se compra online es la de guardar las contraseñas de las tarjetas u otra información sensible como los CVV (card verification value), el código de seguridad de la misma, en los navegadores. No lo haga nunca y tampoco hay que revelarlas en ningún caso. Quien le pide esos códigos es la pasarela de pago del banco de su tarjeta, nunca la plataforma de compra o la tienda online.

Infórmese en su banco en qué lugares o países están operativas sus tarjetas y lea la letra pequeña de los contratos para operar online.

Tips para que no te pesquen en la red y compres seguro

Ciberofertas

Hasta Navidades queda mes y medio, pero antes tenemos semanas de ofertas y promociones ofrecidas por la mayoría de los comercios.De hecho, grandes empresas se adelantan a esas fechas y lanzan sus promociones. Con ellas arranca la temporada de Navidad; y quizás los mejores descuentos del año.

No se vuelva loco y antes de lanzarse a comprar como un poseso “haga una lista con las cosas que quiere, es una forma de evitar las compras compulsivas o de caer en tentadoras estrategias de marketing”, aconseja Xavier Ribas. Seguro que en sus transacciones cibernéticas le suenan coletillas como los clientes que compraron el producto X también vieron… 

Imagine que el producto en cuestión que ha comprado es una cámara de fotos y el que le ofrecen mirar sutilmente es una funda para la misma. Es muy posible que caiga en la tentación y adquiera algo que no tenía pensado. “Hay que ser disciplinado y evitar las compras por inercia”, añade el profesor de Esade.

Si no puede resistirse a un arrebato consumista, no se castigue demasiado: el dinero electrónico se gasta con más alegría, porque no se ve y sepa que siempre tiene “un plazo de, al menos 14 días –más amplio entre las grandes marcas para devolver el producto sin tener que dar explicaciones. Es lo que se conoce como derecho al desestimiento que recoge la ley general de consumidores y usuarios”, precisa el profesor de la Universidad Europea; “compruebe quién se hace cargo de los gastos del producto a recoger”, puntualiza su colega de Esade.

Por último, si es muy aficionado a comprar en la red, no está demás que contrate un seguro ciberriesgos que le proteja de incidentes, ciberextorsiones, fraudes, ataques o robo de datos.

A mar revuelto… cómo evitar el ‘phising’

Qué es el phishing. Es uno de uno de los ciberdelitos más comunes que “busca estafar o acceder de forma fraudulenta a unos sistemas a través de la tecnología; básicamente consiste en un cebo de una información falsa suplantando la identidad de un operador, empresa o persona que hace creer al usuario que es alguien de confianza. A través de un autoejecutable se hace con el control del dispositivo o la información”, detalla Miguel Ortego, profesor de la Universidad Europea.

Correo, SMS o videollamadas son presa fácil del phising. ¿Cómo detectarlos? Desconfíe si le llega un mensaje o correo exigiendo un pago para recibir un pedido que no ha hecho o el pago de la factura de un servicio que usted no tiene contratado. Basta con reflexionar cinco segundos, pero, si no lo hace y pincha en la URL que le hayan mandado, se autoejecuta automáticamente un sistema en su dispositivo que se queda con la información. Acaba de ser pescado y de caer en un ransomware, un secuestrador de datos, incluidas las contraseñas. No pinche nunca en sitios que no le cuadren y desconfíe siempre.

Normas
Entra en El País para participar