Biden: "Es el momento de sanar EE UU. De unir, no de dividir"

El demócrata celebra su primer discurso como presidente electo en Wilmington (Delaware)

El presidente electo de EE UU, Joe Biden, durante su discurso a la nación en Wilmington.
El presidente electo de EE UU, Joe Biden, durante su discurso a la nación en Wilmington. EFE

El presidente electo de Estados Unidos, según las proyecciones de los medios, Joe Biden, ha señalado este sábado que "es el momento de sanar Estados Unidos" en su primer discurso tras ser proyectado como ganador de las elecciones en Wilmington (Delaware), donde nació el expresidente Barack Obama.

"Soy un presidente que no ve estados rojos y azules, ve Estados Unidos", ha dicho Biden en alusión a los colores de los dos principales partidos -rojo republicano y azul demócrata- y a su voluntad de terminar con la polarización que afecta al país.

Biden parafraseó a su difunta abuela y pidió a los estadounidenses que propaguen la fe en el país. El demócrata dijo que la gente quiere que los demócratas y los republicanos cooperen y que él quiere terminar con la "demonización en América".

"La gente de esta nación ha hablado y nos ha dado una victoria clara, convincente, con los mayores votos que nunca han dado a un presidente: 74 millones", señaló Biden al inicio de un discurso que en total ha durado unos diez minutos. "Voy a ser un presidente que no va a querer dividir, sino unir", y promete reconstruir la espina dorsal de EE UU, la clase trabajadora".

Biden ha lanzado un mensaje de concordia y ha instado a su rival, el candidato republicano Donald Trump, a reunirse para la transición de poder. "Entiendo su decepción, yo he perdido un par de veces, pero demos una oportunidad el uno al otro. Es tiempo de dejar aparte el enfado, vernos y hacer progresos", ha señalado.

Biden, que será el 46º presidente de Estados Unidos, ha señalado que la primera prioridad de su gestión será terminar con el coronavirus y ha pedido cooperación a sus rivales políticos para llevar a cabo la tarea.

Biden ha repetido que "escuchará a los científicos" a la hora de diseñar una estrategia para terminar con la pandemia en el país, el más afectado del mundo, y que el lunes anunciará a los miembros de un comité asesor sobre este asunto en el que se apoyará durante el periodo de transición que terminará el 20 de enero.

El presidente electo ha incidido en que los estadounidenses le han elegido para "sanar" el país y ha subrayado que trabajará para que todo el mundo "tenga una oportunidad".

El candidato demócrata ha alardeado de haber llegado a la presidencia apoyado por la coalición "más diversa" de la historia y, tras citar a numerosos colectivos ha alzado la voz para hacer referencia a la comunidad afroamericana. "Demasiados sueños llevan aplazados mucho tiempo. No importa la raza, la enfermedad, el género, su identidad, ¡este es un tiempo en el que tomaremos la decisión de quienes somos!", ha exclamado antes de asegurar que trabajará para terminar con el racismo sistémico en el país.

Otras prioridades políticas que ha destacado ha sido la lucha contra el cambio climático, la recuperación económica tras la pandemia, el apoyo a la ciencia y asegurar el acceso a la sanidad.

Además, Biden ha incidido en su discurso en que "el mundo está mirando a Estados Unidos" y ha asegurado que durante su mandato el país "no liderará con ejemplos de su poder, sino con el poder de su ejemplo".

También ha salido al escenario del Chase Center de Wilmington, Kamala Harris, que celebró su elección como primera mujer que llega a la Casa Blanca en la historia del país y prometió romper barreras para que otras mujeres puedan llegar a ese cargo. "Buenas noches, gracias, gracias", ha dicho vestida de color blanco, en homenaje a las sufragistas que ganaron el voto para las mujeres en el país. En un emotivo discurso, agradeció a los estadounidenses haber votado por "la esperanza, la unidad, la decencia, la ciencia y la verdad", para dar pie a "un nuevo día" en el país. "Aunque puede que yo vaya a ser la primera mujer en este cargo, no seré la última. Porque cada niña pequeña que nos está viendo esta noche ve que este es un país de posibilidades", afirmó Harris. Y señaló que hay que seguir luchando por la democracia. "El pueblo tenemos el poder de construir un mejor futuro".

"Hemos elegido a un presidente que representa lo mejor de nosotros. Un líder al que el mundo respetará y al que los niños admirarán (...) y un presidente para todos los estadounidenses", dijo Harris, que apareció justo antes de la intervención del presidente electo, Joe Biden.

"Intentaré ser la vicepresidenta que Joe Biden fue para el presidente (Barack) Obama: leal, honesta y preparada, despertándome cada día pensando en ustedes y sus familias", garantizó.

Harris se comprometió a trabajar "para salvar vidas y derrotar la pandemia", para reconstruir la economía y combatir la crisis climática, y para "eliminar de raíz el racismo sistémico en el sistema de justicia y la sociedad" del país, un clamor de las protestas de este año en Estados Unidos.

Su discurso comenzó con una cita del líder del movimiento de los derechos civiles John Lewis, fallecido este año: "La democracia no es un estado, es un acto", y la usó para reflexionar sobre la "lucha y el sacrificio" que supone "proteger" esa forma de Gobierno y lo importante que es.

Normas
Entra en El País para participar