Distribución

El Corte Inglés registró un ebitda positivo de 64 millones en el segundo trimestre

La reapertura del negocio tras el confinamiento de marzo y abril reduce la caída de ventas en el negocio retail al 13% entre junio y agosto

El Corte Inglés registró un ebitda positivo de 64 millones en el segundo trimestre

La reapertura de los grandes almacenes permitió a El Corte Inglés reducir los daños provocados por el coronavirus en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal, transcurrido entre junio y agosto. La compañía de distribución registró en ese periodo un ebitda positivo de 64 millones de euros, después de cerrar el primer trimestre con un negativo de 225 millones por el cierre de prácticamente todo su negocio comercial, salvo los supermercados y las áreas de alimentación. El saldo del primer semestre en esta variable es de un ebitda negativo de 131 millones, aplicados ajustes de consolidación y los impactos de la normativa contable IFRS 16.

Las ventas en el conjunto de los sectores en los que opera El Corte Inglés fueron de 2.817 millones entre junio y agosto, según ha informado hoy la compañía. Esto supone una caída del 30% frente al mismo periodo del año pasado. La actividad comercial que desarrolla a través de sus tiendas, grandes almacenes y negocio online registró una facturación de 2.843 millones, un retroceso del 13% frente al segundo trimestre de 2019. El ebitda fue positivo en 48 millones, pero un 70% inferior al del mismo periodo del año pasado. Hay que tener en cuenta que durante el primer trimestre, impactado por el confinamiento, la caída de ventas en su principal área de negocio fue del 40%.

El gran batacazo en este periodo trimestral se lo lleva la agencia de viajes, castigada por las restricciones a los viajes por la pandemia. Esta tuvo unas ventas de 64 millones, un 93% menos, registrando un ebitda negativo de 40 millones en un periodo clave como el de la campaña de verano. El negocio asegurador también redujo sus ingresos, en este caso un 13%. Aplicados los ajustes de consolidación se obtienen esos 2.817 millones de facturación consolidada en el segundo trimestre.

Con todo ello, la compañía que preside Marta Álvarez ha cerrado el primer semestre del ejercicio con unas ventas de 4.489 millones, un 39% menos; con un ebitda negativo de 131 millones; y con un beneficio bruto de 1.285 millones, también un 39% menos. La deuda neta se sitúa en 3.266 millones, y a 31 de agosto contaba con una liquidez de 2.192 millones.

El Corte Inglés no ha dado a conocer el resultado neto del segundo trimestre ni de los primeros seis meses del ejercicio. En el primer trimestre sí lo hizo, arrojando una pérdida neta de 510 millones.

Normas
Entra en El País para participar