Cellnex emite 1.500 millones en convertibles ante la compra de las torres de Hutchison

Aprovecha la ventana del mercado para reforzar su posición financiera

Cellnex emite 1.500 millones en convertibles ante la compra de las torres de Hutchison
REUTERS

El consejo de administración de Cellnex ha aprobado la puesta en marcha de una emisión de bonos convertibles por un importe de 1.500 millones de euros. En un hecho relevante remitido a la CNMV, la empresa destaca que los ingresos netos de esta emisión se utilizarán para fines generales corporativos, incluyendo la financiación de operaciones de fusiones y adquisiciones.

En este sentido, la compañía se enfrenta a un momento de trascendencia en su evolución. Cellnex confirmó ayer que está en negociaciones avanzadas para la posible compra de las torres de telefonía móvil en Europa de Hutchison. El grupo asiático indicó que el conjunto de la operación podría ascender a 10.000 millones de euros. De ser así, sería la mayor compra de la historia de Cellnex, que incorporaría 28.500 emplazamientos en seis países del Viejo Continente.

Cellnex vive un momento de intensa actividad financiera. La emisión de convertibles se une a la colocación de bonos de 1.000 millones de euros, realizada por la compañía hace pocas semanas, y a la ampliación de 4.000 millones, cerrada a mediados de agosto. La empresa cuenta con una liquidez disponible, antes de esta nueva operación de convertibles, de 7.200 millones.

Con este nuevo movimiento de convertibles, Cellnex ha señalado que busca aprovechar las favorables condiciones de mercado para emitir un nuevo bono convertible, lo que le permite seguir diversificando sus fuentes de financiación. La acción de Cellnex ha cerrado al mismo precio de apertura de 57,1 euros, si bien durante la sesión ha marcado un nuevo máximo histórico intradía de 57,86 euros.

Adicionalmente, Cellnex pretende alargar el vencimiento medio de su deuda emitiendo un nuevo instrumento a largo plazo a un coste materialmente inferior a su coste de endeudamiento medio actual, y con un precio de conversión inicial que representa una prima sustancial sobre el precio de las acciones de la sociedad en el momento de fijación de los términos y condiciones finales de la emisión. En la actualidad, el 74% de la deuda de Cellnex (3.776 millones de euros) es a tipo fijo, con un coste medio de la deuda (dispuesta) del 1,7% y una vida media de 5,5 años.

La colocación tendrá como destinatarios inversores profesionales exclusivamente. El vencimiento de los bonos tendrá lugar el 20 de noviembre de 2031. Llegado ese momento, los bonos que no se hubieren convertido o canjeado, amortizado o recomprado y cancelado con anterioridad se amortizarán completamente al 104,22% del nominal, lo que supondrá un rendimiento del 1,375% anual.

Los bonos tendrán un importe nominal de 100.000 euros y se emitirán al 100% de su importe nominal. Devengarán un interés fijo anual de un 0,75%, pagadero anualmente por períodos vencidos el 20 de noviembre de cada año, siendo la primera fecha de pago de intereses el 20 de noviembre de 2021.

La compañía ha indicado que los bonos serán convertibles a opción de su titular en acciones de nueva emisión o canjeables por acciones ya existentes de Cellnex (decisión que corresponderá a la empresa) a un precio de conversión de 77 euros, con una prima del 70% sobre el de mercado. El precio de conversión inicial estará sujeto a los ajustes habituales.

Los bonistas recibirán como consecuencia del ejercicio de su derecho de conversión un número de acciones que se determinará dividiendo el importe nominal de los Bonos a convertir entre el precio de conversión vigente. La empresa ha indicado que podrá amortizar anticipadamente en su totalidad, pero no en parte, los bonos y de conformidad con lo previsto en los términos y condiciones, si a partir del 11de diciembre de 2028, el valor de mercado de las acciones subyacentes por cada 100.000 euros de nominal de cada bono excede del 150% del importe nominal incrementado durante un periodo determinado de tiempo; o si en cualquier momento, más del 85% del importe nominal agregado de los bonos inicialmente emitidos ha sido convertido y/o canjeado, amortizado o recomprado y cancelado.

Cellnex ha nombrado un sindicato de bookrunners, liderado por J.P. Morgan, BNP Paribas, Goldman Sachs, y Morgan Stanley, como joint global coordinators y joint bookrunners, mientras que Crédit Agricole HSBC, Jefferies y Société Générale actuarán como como joint bookrunners, para llevar a cabo un proceso de prospección acelerada de la demanda con el objeto de obtener manifestaciones de interés de inversores cualificados internacionales para la suscripción de los Bonos.

El proceso de prospección acelerada de la demanda en relación con la emisión comenzará inmediatamente después de la publicación de este hecho relevante.

Normas
Entra en El País para participar