Vidacaixa logra sostener el beneficio pese a caer las primas un 21%

La aseguradora de CaixaBank ganó 528 millones entre enero y septiembre

Sede de VidaCaixa, en Barcelona.
Sede de VidaCaixa, en Barcelona.

VidaCaixa obtuvo un beneficio neto consolidado de 528 millones de euros entre enero y septiembre, un 3,4% menos que en el mismo periodo del año anterior, según ha informado la aseguradora del grupo CaixaBank. En estos tres trimestres, el volumen de primas se redujo un 20,7%.

La compañía ha calificado el descenso de "muy moderado", sobre todo si se tiene en cuenta la situación actual de la crisis ocasionada por la pandemia derivada de la expansión del coronavirus y sus afectaciones en los mercados.

De este modo, el volumen de recursos gestionados se elevó hasta los 93.444,9 millones de euros, un 3,2% más que a cierre de tercer trimestre de 2019.

Además, el negocio de riesgo se situó en los 875,2 millones de euros, lo que representa un aumento del 12,4% en el segmento individual y del 10,1% en el segmento de colectivos.

Durante este periodo, los seguros vida-riesgo dieron cobertura a un total de 380 casos vinculados con al Covid-19 y proporcionaron prestaciones por un valor total de 4,8 millones de euros.

VidaCaixa ha explicado que esta buena evolución de los recursos gestionados y del negocio de riesgo compensó la caída en primas y aportaciones comercializadas, que se situó en los 6.445 millones de euros, un 20,7% menos.

Según el grupo asegurador, esta retracción siguió estando motivada por la reducción de la actividad comercial durante los meses del estado de alarma.

Por su parte, el negocio del ahorro experimentó una disminución del 24,2% interanual en las primas y aportaciones durante el tercer trimestre del año, hasta situarse en 5.569,7 millones de euros.

La cifra de clientes se mantuvo estable con más de 5 millones de clientes en España y Portugal. Además, durante los nueve primeros meses del año se distribuyeron 2.933,9 millones de euros en prestaciones.

En otro orden de cosas, la solvencia de VidaCaixa se mantuvo en niveles estables. Al cierre del tercer trimestre, la ratio de capital en términos de Solvencia II se situaba en el 166% sobre el capital requerido.

En este entorno, VidaCaixa ha asegurado que sigue de manera continua la evolución del coronavirus, analizando los posibles impactos que esta pueda tener en sus variables e hipótesis financieras.

Como parte del grupo CaixaBank, VidaCaixa cuenta con "todos los mecanismos y medidas necesarias para garantizar la continuidad del negocio ante cualquier situación de crisis".

Normas
Entra en El País para participar