Estudio

El consumo caerá este año un 14% y subirá un 7% en 2021, según BBVA

Prevé que a finales de 2021 el gasto de las familias todavía se sitúe en torno a un 5% por debajo del que existía a finales de 2019

El consumo caerá este año un 14% y subirá un 7% en 2021, según BBVA

El consumo caerá este año un 14% en comparación con 2019, debido a las restricciones sanitarias y el incremento de la incertidumbre económica por el coronavirus, según el último informe 'Situación Consumo' de BBVA Research con previsiones del segundo semestre de 2020.

Los autores aventuran que el gasto aumentará un 7% en 2021, favorecido por la recuperación prevista de la capacidad de compra de los hogares y la absorción de una parte de la demanda embalsada en 2020.

En cuanto a 2020, las principales razones que explican, a juicio de BBVA, la abrupta caída del consumo son dos. La primera es el deterioro de la renta y la riqueza de las familias a pesar de la puesta en marcha de las políticas de soporte de ingresos, como los ERTE o la prestación por cese de actividad de los trabajadores autónomos.

La segunda de las causas de la reducción del gasto de los hogares es el repunte del ahorro. Las restricciones adoptadas para hacer frente a la crisis sanitaria y el incremento de la incertidumbre, que se manifiestan un un empeoramiento de las expectativas de los hogares sobre la situación económica, impulsan el ahorro y menoscaban el consumo. La proporción de la renta que los hogares ahorran superó el 22% en el segundo trimestre, una cifra sin precedentes. En el promedio del año, la tasa de ahorro alcanzará el 15%, más del doble que la de 2019.

En este contexto, el consumo descenderá un 14% este año, pero recuperará parte de esa caída en 2021, con un crecimiento del 7%. "La recuperación, por tanto, será incompleta", según recoge el informe, que prevé que a finales de 2021 el gasto de las familias todavía se sitúe en torno a un 5% por debajo del que existía a finales de 2019.

Una peculiaridad de la crisis actual, que la diferencia de la precedente, es que la reducción del gasto en servicios ha acompañado a la de bienes duraderos, lo que ha agravado el ajuste del consumo. Así, las compras de duraderos disminuyeron en dos trimestres prácticamente lo mismo que en toda la crisis precedente (2008-2012). Las del resto de productos -tanto bienes de primera necesidad como, sobre todo, servicios- cayeron en apenas cuatro meses tres veces más que en la Gran Recesión.

En el segundo semestre de 2020, las compras de bienes repuntarán y también lo hará una parte de las de servicios, excepto las asociadas a las actividades de consumo social, como la hostelería, el ocio y los viajes. Con las cautelas que impone la situación sanitaria, BBVA Research prevé que la recuperación continúe el próximo año, sobre todo en la segunda mitad.

En lo que se refiere al sector automovilístico, el informe pronostica que el crecimiento esperado de la renta per cápita y la absorción de una parte de la demanda de turismos embalsada durante este año impulsarán las ventas en 2021, fundamentalmente en el segundo semestre, hasta superar 1.110.000 matriculaciones. Si el Plan Renove 2020 se prorrogase durante 2021, las ventas podrían incrementarse entre 40.000 y 80.000 unidades adicionales, según las estimaciones de BBVA Research.

Normas
Entra en El País para participar