Los fondos encuentran la vía de invertir en bitcóins por la puerta trasera

Toman posiciones en cotizadas que tienen ese tipo de activo

Los fondos encuentran la vía de invertir en bitcóins por la puerta trasera pulsa en la foto

Los fondos de inversión no quieren perderse la fiebre de las criptomonedas. Aunque la normativa les impide adquirir este tipo de activos, como los bitcóins, algunos han buscado una vía indirecta para tener una posición en los mismos. La solución es tomar participaciones en compañías cotizadas que sí que han invertido una parte de su patrimonio en este tipo de criptodivisas.

Una firma muy utilizada es la tecnológica MicroStrategy, especializada en programas para la gestión empresarial en la nube. Esta entidad ha invertido 425 millones de dólares (363 millones de euros) de su tesorería en bitcóins, la criptomoneda más popular, que acapara dos terceras partes de este mercado emergente.

Así, fondos de inversión como Numantia Patrimonio, de Renta 4, ha tomado una participación en MicroStrategy en parte por su posicionamiento en bitcóins. “Creemos que es una buena protección, un seguro en forma de oro digital, una semilla para el futuro”, explicaba el asesor del fondo, Emérito Quintana, en el último informe. Según sus cálculos, el fondo tiene un 1% de su patrimonio en bitcóins, de forma indirecta.

De acuerdo con los datos recopilados por la web bitcointreasuries.com, ya hay 18 compañías cotizadas que han reconocido posiciones en bitcóins, controlando el 2,9% de este activo.

Un activo que quiere ser invertible

  • ETF. Los entusiastas de las criptomonedas llevan tiempo esperando que el regulador de los mercados de Estados Unidos (la SEC) apruebe el primer fondo cotizado (ETF, por sus siglas en inglés). Esto supondría facilitar el acceso a este tipo de activo por parte de millones de pequeños inversores. El supervisor tiene dudas sobre la profundidad de este mercado y la opacidad en las transacciones, puesto que el anonimato es, precisamente, uno de los fundamentos del bitcóin y otras monedas digitales.
  • Suecia. La Bolsa de Suecia sí que aceptó hace dos años la creación de un fondo cotizado que trata de replicar la cotización de los bitcóins. Su proveedor es la firma XTB. En la actualidad, maneja inversiones por un importe superior a los 3.000 millones de coronas suecas (más de 250 millones de euros). El dueño del equipo de baloncesto de la NBA Dallas Mavericks, Mark Cuban, reconoció que ha tomado participaciones en este tipo de criptomoneda a través de este fondo cotizado sueco.

En octubre, la gestora estadounidense Stone Ridge reveló que controla 115 millones de dólares (98 millones de euros) en bitcóins, a través de su filial New York Digital Investment Group.

En mayo, el multimillonario estadounidense Paul Tudor Jones (con una fortuna que supera los 5.000 millones de dólares), también reconocía que está destinando una parte de su cartera a comprar bitcóins. En un informe explicaba que había apostado por esta criptomoneda para proteger sus inversiones de la inflación que viene de la impresión de dinero de los bancos centrales.


Los pioneros

Tudor ha hecho su fortuna invirtiendo a través de un fondo alternativo (conocido en la jerga como hedge fund). Este tipo de vehículos tiene muy pocas restricciones normativas a la hora de invertir: puede concentrar el patrimonio en muy pocas posiciones, utilizar coberturas que amplifican las caídas y las subidas o comprar activos no aptos para fondos diseñados para clientes minoristas, como las monedas electrónicas.

Esta falta de corsés ha permitido crear una nueva categoría de hedge funds especializados únicamente en invertir en monedas sintéticas. No solo bitcóins, también en ethereum, XRP, litecoin, ripple...

Los rendimientos medios de los ‘hedge funds’ especializados superan el 30%

De acuerdo con los datos recopilados recientemente por la consultora PwC, ya hay más de 150 de estos fondos alternativos de criptodivisas. Dos de cada tres fondos de este tipo se crearon entre 2018 y 2019.

Este tipo de gestores de activos mantiene inversiones en criptodivisas por más de 2.000 millones de dólares, de acuerdo con el informe de PwC. La cifra se duplicó entre 2018 y 2019.

Hay estrategias de todo tipo, desde ir comprando diferentes tipos de monedas virtuales y mantenerlas largos periodos en cartera, hasta otras basadas en análisis de precios para luego comprar y vender a diario, y así tratar de hacer arbitraje con la evolución de los diferentes precios. Algunos de estos fondos ya tienen un tamaño que supera los 50 millones de euros. Para invertir en este tipo de estrategias, el importe mínimo suele superar los 100.000 dólares, no apto para los pequeños inversores.


Rentabilidades

Los rendimientos de este tipo de fondos han sido espectaculares en los últimos años. En 2018 rentaron de media un 46% y en 2019 un 30%. Los gestores de este tipo de vehículos suelen cobrar un 2% anual del importe total invertido, más un 20% de comisión de éxito. Muchos de ellos se han hecho millonarios en los últimos dos años.

Normas
Entra en El País para participar